Policía se robó todo en Confidencial, camarógrafo salió amenazado del Chipote

Divergentes

“Vaciaron las oficinas” informó el camarógrafo de Confidencial, Leonel Gutiérrez, quien fue amenazado por la sancionada policía sandinista de quedar preso si no colaboraba con el interrogatorio. El jueves 20 de mayo, el régimen de Daniel Ortega ordenó el segundo asalto armado a las oficinas de Confidencial y Esta Semana del periodista Carlos Fernando Chamorro, quien denunció que los agentes policiales justificaron el allanamiento utilizando como pretexto la investigación contra la clausurada Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH).

El segundo saqueo a Confidencial comenzó con gritos y forcejeo de un grupo de policías para tratar de abrir por la fuerza una puerta de cristal, pese a no presentar ninguna orden judicial, el productor audiovisual y camarógrafo Leonel Gutiérrez, abrió la puerta para evitar que la destruyeran.

Al ingresar, los agentes intimidaron a Gutiérrez y una trabajadora de limpieza del centro corporativo Invercasa, “¿Dónde está Walter?”, gritaba un Policía, en referencia a Walter Gómez Silva, administrador de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, a la que el Ministerio de Gobernación ordenó investigar por supuestas inconsistencias que afirman se trata de “lavado de dinero”.

LEER MÁS: Fiscalía de Daniel Ortega cita a Cristiana Chamorro

“Aquí es donde se reúnen y trabajan los golpistas”, dijo otro oficial de la Policía que buscaba al periodista Carlos Fernando Chamorro, director de CONFIDENCIAL.

A la joven trabajadora,  los antimotines le advirtieron que no se podía ir “Acá el que manda es el investigador, vos no te podés ir”, "qué actividades realizaban en la oficina; cuántas personas trabajaban en el local; quiénes llegaban a reunirse y a brindar entrevistas, cuál era el nombre del jefe de la empresa". A todas, ella –aterrada y casi al borde del llanto– respondió que solo “llegaba a limpiar”.

Los oficiales se llevaron equipos y documentos de la oficina que fueron trasladados en patrullas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), computadoras y todos los equipos del estudio de televisión: cámaras de grabación, con sus trípodes y luces, el switcher y control master, editoras de televisión, y decenas de cajas con documentos institucionales y personales de los periodistas. 

Tras ser liberado, el camarógrafo Leonel Guitérrez, informó que los oficiales querían llevarse hasta los muebles “barrieron con todo lo hallado en los estudios. Desde computadoras, cámaras de video, documentos varios, libros, alcohol gel, mascarillas, hasta artículos personales de los periodistas”

SEGUIR LEYENDO: Oposición condena escalada represiva de Ortega Murillo contra voces disidentes

Guitérrez señaló que la policía lo obligó a firmar un documento donde “no puede hablar”, “O lo firmás, o quedás preso”, lo amenazaron.

El director de Confidencial condenó la investigación contra la FVBCH que dirige su hermana y aclaró que la Fundación no tiene ningún vínculo con los medios de comunicación asaltados. 

“Esta condenable investigación contra la Fundación es otro acto de criminalización contra la sociedad civil, cuyo objetivo es despojar de sus derechos políticos a mi hermana Cristiana Chamorro e inhibirse en su condición de precandidata presidencial de la oposición (...) Quiero aclarar, en caso de que se quiera establecer un vínculo con el asalto policial a Confidencial, que no existe ningún vínculo o relación entre la Fundación y los medios  Confidencial y Esta Semana”, señaló el periodista.

El propietario del medio dijo que no pertenece a la  junta directiva de la Fundación y los medios no han recibido donaciones de programas y proyectos de esta Fundación “Esta es la segunda vez que la dictadura lanza un ataque frontal contra este medio de comunicación, que fue asaltado ilegalmente la madrugada del 13 de diciembre de 2018, entonces, nos robaron todo”

LEER MÁS: Maradiaga: CxL tiene que decidir entre defender su casilla o albergar a oposición robusta, inclaudicable

Las oficinas saqueadas de Invercasa permanecen custodiadas por tres policías armados que no permiten ingresar a nadie. Mientras las clausuradas oficinas de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, una organización no gubernamental estaba ubicada en la Plaza San José en el Kilómetro 7 1/2 de Carretera Sur.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ