Régimen de Daniel Ortega pretende justificar próximas "acciones de represión" contra sacerdotes y obispos

Las recientes declaraciones de la pareja presidencial en Nicaragua Daniel Ortega y Rosario Murillo en contra de sacerdotes de la Iglesia Católica, es un intento por tratar de justificar las próximas acciones de represión, concluye la socióloga Elvira Cuadra, al ser consultada por 100% Noticias.

Daniel Ortega tildó este viernes a los religiosos como "fariseos" y que Cristo "los sacó a latigazos" del templo, "Los fariseos no han desaparecido, ahí andan bien vestidos hablando como si fueran santos, y lo que se encuentra es la inmundicia, donde no hay ningún respeto a Cristo, ningún respeto a Dios" señaló Ortega.

Lea Además: Daniel Ortega y Rosario Murillo acusan a sacerdotes, van contra Iglesia católica en Nicaragua

"Es probable que se produzca algún tipo de agresión o ataque en contra de ellos considerando que siempre esas campañas de estigmatización y desprestigios tienen como propósito y como telón de fondo, luego otras acciones de represión" analizó la socióloga Elvira Cuadra.

                                               

La semana pasada la cadena venezolana chavista, Telesur, dedicó un programa de media hora que lo denominó "Segundo Golpe de Estado" donde vendieron la falsa narrativa que en el 2018 hubo el supuesto intento de Golpe, por el levantamiento del pueblo contra Ortega y Murillo.

En el programa justifican las detenciones arbitrarias de los precandidatos presidenciales, atacan a las ONGs y a la Iglesia católica. Para Cuadra todos estos mensajes contra los obispos es parte de las "campañas de estigmatización en contra de la iglesia católica y de algunos de los obispos en particular  ha sido una constante", sostuvo.

Insistió en que "se ha reavivado" en los últimos días la campaña contra los religiosos y el objetivo es "generar, como ha ocurrido en otros casos un discurso que justifique luego otro tipo de acciones de represión".

LEER MÁS: Juez impone 90 días de arresto a excanciller Francisco Aguirre Sacasa, oficializan secuestro

La vicepresidenta sancionada Rosario Murillo acusó sin pruebas, el viernes a un "sacerdote" de haber ordenado lanzar el cuerpo de un policía a un escusado en Masaya, durante las manifestaciones de abril del 2018.

                                                 

"Como olvidar a ese disque sacerdote cuando desde medios de comunicación ordenaba que fueran a tirar a ese compañero policía a tirar a un escusado, como olvidar esto" imputó Murillo.

Otro experto que no quiso que revelar su nombre, aseguró que el régimen pretende "naturalizar" desde ya los próximos encarcelamientos que todo apunta será hacia sacerdotes y no descarta obispos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ