Periodista de Confidencial Iván Olivares se exilia tras dos interrogatorios en fiscalía

El periodista Iván Olivares Bonilla de Confidecial decidió exiliarse, luego que el Ministerio Público intentó criminalizar su trabajo con la Ley 1042 o Ley Especial de Ciberdelitos. El reportero denunció que la fiscalía intentó tergiversar sus declaraciones cuando compareció a declarar en la investigación por el presunto delito de ‘Lavado de Dinero, Bienes y Activos’, en contra de Cristiana Chamorro Barrios, Marco Antonio Fletes Casco y Walter Antonio Gómez Silva.

En una carta abierta dirigida al Ministerio Público, principalmente a la fiscal Heydi Ramírez, Olivares informó que durante el interrogatorio el fiscal Manuel Rugama, lo cuestionó sobre la forma de hacer periodismo, las que consideró ajenas al tema de la investigación.

“En ambas citas, noté que de forma sistemática el fiscal Rugama, representante del Estado, pretendió inmiscuirse en el fuero interno de mi actividad profesional, que se rige por altos principios de ética periodística, (...) en varias ocasiones intentó tergiversar mis palabras e incluso alterar mis declaraciones”, reza la carta abierta divulgada en Divergentes. 

LEER MÁS: Cristian Tinoco, suplica a régimen ver a su padre, su cáncer avanza

El periodista señaló que Rugama le advirtió que su trabajo periodístico riñe supuestamente con la Ley Especial de Ciberdelitos, en un intento por deslegitimar el ejercicio.

“Mi labor periodística -que practico es en estricto apego a la verdad, aun en medio de las restricciones que enfrenta la prensa independiente por la falta de acceso a la información pública (...) Para intensificar el tono amenazante de esta premisa, el señor fiscal me presentó e intentó deslegitimar, notas periodísticas de mi autoría que fueron publicadas antes que dicha ley estuviese en vigencia, y que además se apegan a los más altos estándares de mi profesión y no representan violación de norma o ley alguna bajo el marco de las libertades de prensa y expresión”, manifestó Olivares.

El reportero explicó que en dos ocasiones rechazó las actas elaboradas por el fiscal Rugama por declaraciones tergiversadas “atribuyeron la frase “la Fundación (Violeta Barrios) financia a CONFIDENCIAL”, o “es probable que la Fundación (Violeta Barrios) haya financiado a CONFIDENCIAL”, o cualquier alusión similar”

Olivares aclaró que que es una política de CONFIDENCIAL, como institución y medio de comunicación, no participar de los proyectos de la Fundación Violeta Barrios ni recibir financiamiento de la misma. Entre 2019 y 2020, “yo participé en dos becas a título personal, siendo que desde que fue asaltada y confiscada la redacción de CONFIDENCIAL en diciembre 2018”

LEER MÁS: EEUU condena detención de Berenice Quezada, régimen en Nicaragua “tocó un nuevo fondo”

Ante la actitud del fiscal Rugama, Olivares optó por resguardar su integridad física “las presiones contra mi persona en los interrogatorios, la tergiversación de mis declaraciones, y la falta de respeto al debido proceso, generan un clima de inseguridad contra mi persona, que me impide poder seguir ejerciendo el periodismo en Nicaragua”

Olivares sostiene que seguirá ejerciendo el periodismo en libertad, y en estricto apego a mi libertad de conciencia, a los valores profesionales y éticos “he decidido poner en resguardo mi seguridad fuera del país”

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ