Sergio Ramírez decide vivir en España, cuestiona silencio del Papa Francisco

El escritor Sergio Ramírez Mercado se exilio en España y desde el exterior cuestiona el silencio del Papa Francisco sobre los últimos acontecimientos de Nicaragua.
Sergio Ramírez Mercado se exilió en España.
Cortesía

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado, por segunda vez decidió exiliarse en España, según informó el diario El País. La primera vez que lo hizo fue durante la dictadura somocista.

Desde España, Ramírez Mercado ha cuestionado el silencio del Papa Francisco sobre los últimos  acontecimientos de Nicaragua, en donde el régimen mantiene encarcelados a todos precandidatos presidenciales y líderes opositores.

Lea: Grupos de exiliados y diáspora en Costa Rica coinciden que diálogo de Ortega es una “cortina de humo”

Ante la pregunta del medio El Diario de España cobre qué dice el papa Francisco de lo que está ocurriendo está ocurriendo en Nicaragua, respondió que el líder de la iglesia católica guarda silencio.

“El Papa Francisco ha guardado un silencio que se escucha en todo el mundo sobre la situación en Nicaragua y el obispo Monseñor Báez, que es el modelo del obispo que sale en el libro, fue enviado a Roma por un acuerdo entre el Vaticano y el régimen de Ortega, supuestamente para ocupar un cargo en la Curia romana, pero después nadie le hizo caso y se tuvo que ir a Miami a vivir con su familia”, respondió el escritor.

Otras de las preguntas realizadas por el medio español fue que si en Nicaragua se espera de alguna manera la voz del Papa en este momento, respondió que los católicos que viven en el país deberían de escuchar la voz de Francisco.

“Sería aconsejable que todos los fieles católicos de Nicaragua, que son la mitad de la población, escucharan qué es lo que el Papa tiene que decir sobre esta barbarie que está ocurriendo desde 2018 y que sigue ocurriendo ahora con la detención de tanta gente, con el crecimiento imparable de los presos políticos”, expresó el escritor.

Exiliado en España

“El escritor Sergio Ramírez, que ya vivió exiliado de una dictadura, la de Anastasio Somoza, que fue derrocado por la guerrilla sandinista de la que él formaba parte, ha decidido ahora exiliarse en España ante la orden de persecución y castigo de quien fue el líder de aquel movimiento guerrillero, Daniel Ortega, ahora presidente de Nicaragua”, se lee en la publicación de este jueves de El País, uno de los principales medios de comunicación escrito de España.

Lea más: Juez interrumpe de forma indefinida plazo máximo de duración del proceso de Miguel Mora

De acuerdo con el medio español, Ramírez posee la nacionalidad española.

El 8 de septiembre de este año, Sergio Ramíres, quien en la década de los años 80 fue  vicepresidente de Nicaragua, fue acusado por el régimen de Daniel Ortega, a través del Ministerio Público.

En la acusación, el órgano represor de la dictadura señala al escritor de haber recibido a través de la Fundación Luisa Mercado, dinero de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH).  La Fiscalía también solicitó la orden de un juez para su detención.

Según el medio español, al momento de la acusación de la Fiscalía, Ramírez estaba por emprender un viaje a España, donde tenía compromisos por la reciente publicación de su novela “Tongolele no sabía bailar (Alfaguara)”, así como para cumplir con una gira europea organizada por el Instituto Cervantes, que había preparado actividades en diversas capitales.

En el año 2017, Sergio Ramírez fue ganador del Premio Cervantes, máximo galardón de las letras españolas.

Problemas de salud

En la publicación de El País, se detalla que “al llegar a España, el autor de Adiós muchachos sufrió un problema cardiaco del que ya había sido intervenido recientemente en Nueva Orleans (Estados Unidos). Al reproducirse los síntomas, los médicos que le han tratado en Madrid consideraron inevitable que suspendiera todos sus compromisos y que, por ahora, mantuviera reposo, limitando al máximo sus actividades y desplazamientos”, detalla el medio.

Ramírez fue vicepresidente de la República en el período 1985-1990, durante el primer gobierno de Daniel Ortega.

El periódico español detalló que “el edicto que ha provocado el nuevo exilio de Ramírez fue precipitado por la publicación de la última novela, que narra, en clave de ficción, la sangrienta represión que sufrieron cientos de jóvenes (hubo unos 300 muertos) de la revuelta antigubernamental de 2018. Ortega había sido reelegido en noviembre de 2016”.

Lea además: Estados Unidos advierte que Ortega intenta establecer una dinastía autoritaria que no rinde cuentas

Ramírez relató a El País su primer exilio en España: “Estuve en el exilio hasta 1979, bajo orden (dictada por Somoza) de prisión por terrorismo y asociación ilícita para delinquir. En 1978 decidí regresar, desafiando la orden de prisión, junto con los demás miembros del Grupo de los Doce (formado por empresarios, sacerdotes e intelectuales se constituyó en 1977 para respaldar la lucha del FSLN) y viví clandestino en Managua hasta diciembre de 1978 cuando volví a salir hacia Costa Rica, y de allí hasta julio de 1979 cuando, con los demás miembros de la Junta de Gobierno (sandinista), volamos de noche en una avioneta a León, ciudad que había sido liberada por las fuerzas guerrilleras al mando de la guerrillera Dora María Téllez, ahora presa”.

 Recibirá reconocimiento

“Ramírez, que también tiene la nacionalidad española, se recupera bien de sus dolencias físicas, ha declarado a EL PAÍS, y su primera actividad pública será el próximo lunes 25 de octubre en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, que le ha otorgado su Medalla de Oro”, finaliza la publicación.

Por su parte, durante una entrevista al medio español eldiario.es, Ramírez aseguró que sentirse bien de salud.

Lea también: Combustibles volverán a subir de precio este fin de semana

“Me siento bien aquí. Aunque he estado una infinidad de veces, es una experiencia nueva vivir de continuo en España. Es una decisión que tomé con mi mujer. Me parece que regresar a Centroamérica es empezar a respirar otra vez ese ambiente tóxico que es el que me llevó al deterioro físico. Quiero poner el océano de por medio y ensayar aquí la búsqueda lo que yo llamaría una paz espiritual, aunque eso no exista”, expresó.

Las relaciones entre España y Nicaragua se tensaron a raíz de la ola de detenciones de opositores, entre ellos siete aspirantes a la Presidencia para las elecciones generales del 7 de noviembre.

Ortega, de 75 años de edad y en el poder desde 2007, se postula para un cuarto mandato sucesivo. El 23 de septiembre, siete expresidentes de Costa Rica solicitaron a la Asamblea Legislativa otorgar la “Ciudadanía de Honor” a Ramírez. La propuesta generó debate público en el vecino país y continúa en el Legislativo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ