Grupos de exiliados y diáspora en Costa Rica coinciden que diálogo de Ortega es una “cortina de humo”

Estas organizaciones aglutinadas el mecanismo de coordinación aseguran que “Ortega quiere ganar tiempo y trata de engañar al electorado

El supuesto “diálogo nacional” que Daniel Ortega pretende realizar después de consumir el fraude electoral el  siete de noviembre para “recetarse” otros cinco años en el poder  junto a su esposa, la sancionada Rosario Murillo fue uno de los temas que el mecanismo de coordinación con  grupos de exiliados y diáspora en Costa Rica abordaron este jueves  con la Unidad Nacional y Blanco.

“A través de este llamado al diálogo, lo que quiere Ortega es  materializar su poder, e incluso hasta  manipular a las familias de los presos políticos, es decir va promocionar el diálogo con la liberación  de los presos políticos y complejiza mucho más el asunto”, explicó uno de los miembros de la UNAB, que por motivos de seguridad reservamos su nombre.

Lea Además: Reporteros Sin Fronteras denuncia el "cóctel de censura" que sufre Nicaragua

Para las organizaciones en el exilio este diálogo es una cortina de humo para que la dictadura gane tiempo y engañe al electorado.

                                                    

“El único diálogo que se debe hacer es entre nosotros, entre las organizaciones que estamos en el exilió, no con Ortega;  debemos ponernos de acuerdo entre nosotros, queremos ponernos de acuerdo con otros mientras nosotros no lo hemos hecho, hay mucho trabajo por hacer y mientras no planifiquemos una agenda en común no llegaremos a nada. Un diálogo con Ortega no tiene sentido” , expresó Nemesio Mejía del Movimiento Campesino.

La coyuntura nacional, previo a la farsa electoral fue otros de los temas abordados por la UNAB quien reiteran que la dictadura ha agudizado la represión en contra del principal liderazgo opositor encarcelando a siete precandidatos , líderes políticos y empresarios, tal como sucedió con Michael Healy y Alvaro Vargas, presidente y vicepresidente respectivamente del COSEP que fueron encarcelados este 21 de octubre.

“Los Ortega Murillo buscan perpetuarse en el poder por medio del fraude electoral del siete de noviembre el cual carece de cualquier tipo de garantías y credibilidad a efecto que de la generación de legitimidad y viabilidad política al régimen resultante del mismo”, dijo la UNAB.

Lea Además: Nicaragua está presa y reprimida por FSLN, dice excarcelado político asediado desde hace más de 700 días

Para esta agrupación política ante estos escenarios es momento de trabajar junto a “pasos pequeños pero seguros” para permitir tener un horizonte estratégico claro sin repetición de los errores del pasado.

Además consideran que la no participación masiva de la ciudadanía en el fraude electoral es fundamental para argumentar la ilegitimidad interna de la dictadura que conlleve al desconocimiento internacional y esto será la principal carta luego del siete de noviembre.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ