Noticias NicaraguaNacionalesMujer denuncia a padre Manuel García de Nandaime por lesiones, sacristán también está detenido

Mujer denuncia a padre Manuel García de Nandaime por lesiones, sacristán también está detenido

Medios oficialistas han difundido el confuso relato de una mujer que denuncia por agresiones al sacerdote.
Cortesía

Martha Candelaria Rivas Hernández apareció en los medios oficiales dando una versión de lo que supuestamente pasó en la iglesia Jesús de Nazareno de Nandaime, el pasado 30 de mayo, cuando el sacerdote Manuel García fue filmado por simpatizantes sandinistas al interior de la iglesia con un machete.

El sacerdote de 57 años, Manuel García se encuentra detenido junto a Guillermo Potosme de 27 años, sacristán de la iglesia Jesús de Nazareno. 

Lea: Michael Healy y Juan Lorenzo Holmann serían expulsados, les quitarán nacionalidad nicaragüense

La mujer manifestó que ella llegó en compañía de sus dos hijos al templo. Ellos se quedaron en otro comedor y ella se sentó junto al religioso a comer y supuestamente “ingerir licor”.

En un video editado y difundido en redes sociales de medios oficialistas, la mujer explica que la tarde del lunes 30 de mayo llegó a visitar al sacerdote y después supuestamente iniciaron una discusión.

“El día 30 de mayo fui a visitar a este padre Manuel, ahí pues a la parroquia de Nandaime. Llegué entre las 4 y 5 de la tarde. Entramos, comimos algo ahí y tomamos algo de licor”, dijo la mujer en el video, quien dijo ser “amiga íntima” del religioso.

Ante las preguntas de los "acuciosos" periodistas oficialistas, dijo que es "amiga íntima" del sacerdote desde 2019-2020, luego dijo que desde el 2021, cuestionó en redes sociales la periodista Fidelina Suárez. 

“Yo tuve el atrevimiento que le cogí el celular y le miré un chat y lo malinterpreté. Yo le eché eso en cara a él y me dijo que qué barbaridad el atrevimiento porque los celulares son privados. Él mencionó a mi ex pareja”, dijo la mujer, quien luce con los pómulos morados. 100% NOTICIAS supo que el exmarido de la denunciante es un reconocido simpatizante sandinista. 

“De ahí, así se dio la discusión, pero mis hijos estaban adentro en el otro comedor (no detalla en donde estaba el segundo comedor). En eso él (sacerdote Manuel García) sale a desenllavar el portón porque ya nos íbamos a venir (a casa). Como yo voy detrás, entonces él pensó que el candado lo había dejado en la argollita (cerradura del portón). Como iba detrás y estaba algo oscuro, él dice, ideay, a eso venis a visitarme, a reclamarme (por el mensaje), en eso hizo así (alza la mano) y fue cuando me dio con la mano izquierda donde llevaba el candado y fue cuando me reventó ahí (se señala el pómulo derecho)”, detalló la mujer, quien sale sentada en un sofá.

Lea más: Régimen en Nicaragua cancela 96 ONG, incluida la de la hijastra de Daniel Ortega

Rivas Hernández dijo que en ese momento que fue golpeada, comenzó a sangrar y llamó a sus hijos (quienes habían quedado en el comedor de la iglesia a pesar de que en una primera parte del video dice que iban para su casa), quienes salieron asustados pidiendo auxilio a la comunidad.

“Empecé a sangrar, entonces, cuando yo llamo a mi hija, ella se desespera y sale, sale a buscar ayuda (gritando) pues que mi mamá está sangrando. La llevamos para adentro, (a su hija) enllavamos y yo me metí ahí adentro a limpiarme (la sangre) y a ponerme agua de manzanilla”, expresa Martha Candelaria en su confuso relato. 

Una vez que supuestamente lograron meter a su hija al interior del templo, dijo que “enllavamos, pero al rato se escuchan dos bolonazos, y yo estoy adentro en la cocina con mis hijos y cuando escuchamos están abriendo el portón, él (sacerdote) ya iba con el machete”, dice la mujer.

Según relato golpe fue accidental 

Martha Candelaria, quien se declaró víctima de violencia provocada por el religioso, explicó que la noche del incidente no pudo salir del templo porque afuera habían unos pobladores que intentaban hacer justicia con sus manos.

Al amanecer, el sacerdote había dicho a la denunciante que se sentía apenado por lo ocurrido.

“Me siento apenado, es primera vez que pasa esto, pero vos viste cómo fue que se provocó, por tu reclamo, discúlpame, la verdad que me duele verte así, me duelen tus hijos porque te van a ver así. Vos no sabes lo que ando sintiendo porque no fue mi intención, porque si hubiera sido mi intención, yo te agarro (golpeo) de frente y te hubiera brotado el ojo, pero démosle gracias a Dios que fue un arrebato que yo tuve”, contó la Martha Candelaria.

“Yo platicando con él, ahí no más le digo, también se sonó machete y es ahí cuando grabaron los muchachos. Al día siguiente me fui para mi casa”, agregó.

Aparecen testigos

Medios oficialistas difundieron una serie de entrevistas con supuestos testigos del hecho. Los entrevistados son personas leales al Frente Sandinista, quienes defienden a capa y espada a la dictadura de Daniel Ortega Saavedra.

La tarde de este jueves, medios de propaganda del régimen presentaron como “testigos” a Cristian Torres y Lesther Chavarría, quienes supuestamente vieron a la mujer golpeada y señalan del hecho al cura.

Según la periodista Fidelina Suárez Romero, “los dos se identifican como pobladores de Nandaime y han contado una historia tipo la Rosa de Guadalupe. Ellos son los encargados de filmar...lo que les convenía porque hablan de que una muchacha salió corriendo de la iglesia pidiendo ayuda, que había adentro una señora con el ojo tapado con una toalla pero no hay imágenes de ellas”, escribió en su cuenta de Twitter.

Por su parte, José Dávila, ex integrante de la Alianza Cívica, lamentó la decisión de la dictadura de encarcelar a l sacerdote Manuel García y desde sus redes sociales condenó la campaña contra toda la iglesia católica.

“Son engendros de Satanás para intentar dañar a la iglesia, planean todo, provocan todo, estos obedecen órdenes, filman todo, capturan, inventan los "acusan" y van a querer dictarle al Padre años de cárcel, pero todo eso va a fracasar estrepitosamente, porque la iglesia es obra de Dios”, escribió José Dávila.

Padre no es agresor

El diario La Prensa conversó con pobladores cercanos a la parroquia Jesús Nazareno, en Nandaime, en donde el sacerdote Manuel Salvador García es el párroco, pero negaron que el sacerdote haya agredido a la mujer, como afirman medios oficialistas.

Los pobladores relataron que los videos fueron grabados la noche del 30 de mayo, pero fueron difundidos hasta el día siguiente y que todo obedece a una campaña de “desprestigio" contra la Iglesia.

Hasta el momento, medios oficialistas solo han difundido un video en donde aparece el sacerdote intentando defenderse con un machete de las pedradas que los “testigos” amenazaron con lanzarle.

“Ellos no suben ese video, porque no les conviene, donde dice agarrémoslo a pedradas”, manifestó una ciudadana al medio de comunicación con la condición de anonimato.

Según la publicación de La Prensa, su entrevistada relató que los vecinos de la iglesia que presenciaron el incidente cuentan que el padre recibió esa noche la visita de un matrimonio.

“El matrimonio se peleó detrás de la iglesia. Discutieron fuertemente y el padre al escuchar salió, y entonces ‘los vagos’ del parque lo vieron y asumieron que era él (el que estaba peleando), cuando fue el esposo, que agredió a la mujer”, cita el medio de comunicación en declaraciones de “la ciudadana nandaimeña”.

Testigos sandinistas

Los dos hombres que grabaron los videos, aparecieron este miércoles en un video del medio digital JP+, pero pobladores de Nandaime afirman que son “sandinistas” y “protestantes”.

Lesther Chavarría, quien aparece de camiseta negra, los nandaimeños lo conocen con el seudónimo de “Papayo”, porque así era reconocido su papá, quien ya falleció.

El padre de Lesther Chavarría era un reconocido “sandinista” del municipio, según el relato de unas de las personas que brindó entrevistas a La Prensa bajo la condición de anonimato.

La otra persona que aparece como testigo es Cristian Torres (quien viste de camiseta roja), a quien señalan como fanático sandinista, y además es “protestante”, en referencia a que profesa otra religión distinta a la católica, detalló el medio.

Ambos “testigos” relataron que alrededor de las 11 de la noche del lunes, escucharon a una joven de unos 16 años gritar desesperadamente pidiendo ayuda, cuando supuestamente era perseguida por el sacerdote, quien portaba un cuchillo. 

Lea también: Iniciativa Sé Humano invitan a concierto virtual “Nací para ser libre” en solidaridad con presos políticos

“La muchacha nos llamó llorando y nos dijo que le ayudáramos y que llamáramos a la Policía, porque el padre le había fregado el ojo a su mamá”, dijo Chavarría al medio oficialista.

Según ese medio, cuando la policía llegó a la iglesia las mujeres estaban adentro, pero el sacerdote no permitió el acceso.

Vale destacar que no se conoce la versión del sacerdote, ni del sacristán, quienes están presos en el Chipote, confió una fuente a 100% Noticias.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ