Noticias NicaraguaNacionalesJusticia: “La muerte de mi hijo es un crimen”, dice madre del médico Jorge Herrera Chávez

Justicia: “La muerte de mi hijo es un crimen”, dice madre del médico Jorge Herrera Chávez

Desde la capilla donde se velan los restos de Jorge Herrera Chávez, su madre, doña Olga Chaávez catalogó la muerte como un “asesinato”.
Foto tomada del Facebook de Clarisa Lira.
Cortesía

La doctora Olga Chávez, madre del médico Jorge Ernesto Herrera Chávez de 28 años, quien falleció en un aparatoso accidente de tránsito, espera justicia. La adolorida madre calificó como "asesinato" el deceso de su hijo provocado por un capitán de la policía, expresó en Artículo 66.

Desde la capilla donde se velan los restos del galeno, doña Olga, dijo que espera justicia sobre la muerte de su hijo, quien era muy apreciado dentro del gremio de la salud. La adolorida madre calificó como un “asesinato” la muerte del especialista en ortopedia.

Lea: Trágico accidente deja a médico fallecido y dos lesionados en Carretera a Masaya

“Este es un crimen. Esto es un asesinato, porque un arma y el que la usa comete un crimen. Un alcohólico que viene conduciendo un auto a exceso de velocidad y mata a otra persona, es un crimen porque él sabe lo que va haciendo”, dijo Chávez, mientras observaba el ataúd donde reposan los restos de su hijo.

“Él sabe (conductor) que si anda tomado no debe de conducir, él mató la vida de un esposo, un hijo y unos hermanos”, detalló doña Olga Chávez.

“Esto no puede quedar impune”, insistió la adolorida madre, mientras recibía a un grupo de médicos del hospital Sermesa, de Masaya, que llegaron a la funeraria Monte de los Olivos, en Managua para acompañar a la familia doliente.

El choque fue provocado por Francisco Ramón Flores Ugarte, un agente policial y conductor de una camioneta negra que impactó al galeno. Flores resultó con lesiones leves. En videos difundidos en redes sociales se observa que el Flores fue sacado de la camioneta donde quedó prensado.

A Flores, los agentes de tránsito le ocuparon un arma de fuego y dentro del vehículo encontraron varias botellas de cerveza y licor. El hombre además conducía a exceso de velocidad. “A él (conductor del vehículo) no le pasó nada, pero mató”, lamentó doña Olga.

Amistades lo recuerdan con cariño

Como un joven con muchos sueños por cumplir, excelente profesional, amante de su carrera de médico, carismático y dispuesto siempre en ayudar a los demás, así describe una amiga cercana a la familia al joven médico Jorge Ernesto Herrera Chávez de 28 años, quien murió en un trágico accidente, cuando su carro fue impactado por una camioneta conducida por el capitán de la policía Francisco Ramón Flores. 

Lea más: Sanción a ENIMINAS bloquea trasiego de oro de Venezuela y Rusia por Nicaragua

Noble y cariñoso, con hábitos sanos y un gran deportista en su niñez, así lo relata a 100% Noticias Sandra Lacayo Arana.

Los padres de Jorge, son los médicos Olga Chávez y Álvaro Ernesto Herrera. El joven médico contrajo matrimonio en el año 2018 con la joven Clarisa Lira, quien está inconsolable por la irreparable pérdida. 

Jorge laboraba en el hospital SERMESA en Masaya. Sus compañeros de labores acompañaron a su familia en la vela y sepelio que se realiza este sábado. 

Carro utilizado en boda

En una entrevista brindada años atrás al programa “Check Engine Oscar”, que se transmitía en los fines de semana en el oficialista canal 6, Vega Chávez relató que el carro deportivo en donde perdió la vida, fue utilizado el día de su boda.

“El primero (carro) lo tuve alrededor de los 15 años, pero ustedes saben que a esa casi edad no se puede disfrutar. Este es el carro que utilizamos para nuestra boda”, explicó el galeno entre sonrisas.

Lea también: EEUU sanciona a ENIMINAS, bloquean exportaciones de oro que beneficia a régimen en Nicaragua

Los funerales de Herrera Chávez se realizarán este sábado a las diez de la mañana en el cementerio Jardines del Recuerdo, en el municipio de Ticuantepe, en Masaya.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ