Noticias NicaraguaNacionalesRégimen acusa de "falso testimonio" a mujer que aclaró que sacerdote la golpeó por accidente

Régimen acusa de "falso testimonio" a mujer que aclaró que sacerdote la golpeó por accidente

La mujer dijo en una audiencia preparatoria de juicio que el golpe recibido por el sacerdote fue de manera accidental. El Ministerio Público consideró su declaración como "falso testimonio"
Martha Rivas Hernández
Captura de pantalla

El régimen de Daniel Ortega a través de la policía y el Ministerio Público acusaron a Martha Rivas Hernández, a quien habían presentado como supuesta víctima de violencia del sacerdote Manuel García. La mujer declaró que los morados que tenía en su rostro fue por un golpe accidental de parte del cura y esto ahora lo toman como "falso testimonio".

Rivas Hernández fue acusada y se le realizó la audiencia preliminar por "el supuesto delito de falso testimonio en perjuicio de la administración de justicia del Estado de Nicaragua" reportó el diario La Prensa.

Leer más: Monseñor Avilés: "nos castigan para que nos quedemos callados, quieren una Iglesia muda", denuncia

La audiencia fue realizada en el juzgado segundo local penal de Granada y dictaron prisión preventiva. El Ministerio Público introdujo en el juzgado Distrito Penal de Adolescentes y Especializado en Violencia de Granada que se levantara un "acta por el delito en audiencia" luego que Martha Candelaria Rivas Hernández aclaró que el golpe que le dio el cura en la nariz fue "por accidente".

                                                    

El pasado 30 de mayo, día de las madres, el sacerdote Manuel Salvador García fue filmado por simpatizantes sandinistas en la parroquia de Nandaime, con un machete y comenzaron a propagar que él había golpeado de forma intencional a Martha Candelaria. Un día después, la mujer fue entrevistada por medios oficialistas. De su relato se desprende que fue accidental. Pero aún así el sacerdote fue acusado.

Siga leyendo: Báez: "quieren una Iglesia ciega frente al dolor de la humanidad y muda frente a los atropellos"

Según Rivas Hernández, un día después de lo ocurrido, el sacerdote había dicho a la denunciante que se sentía apenado.  

“Me siento apenado, es primera vez que pasa esto, pero vos viste cómo fue que se provocó, por tu reclamo, discúlpame, la verdad que me duele verte así, me duelen tus hijos porque te van a ver así. Vos no sabes lo que ando sintiendo porque no fue mi intención, porque si hubiera sido mi intención, yo te agarro (golpeo) de frente y te hubiera brotado el ojo, pero démosle gracias a Dios que fue un arrebato que yo tuve”, contó la Martha Candelaria.

                                                   

El sacerdote fue enviado a juicio, pese a que Martha Rivas, supuesta víctima, dijo en una audiencia de adelanto de pruebas que no se sentía agredida por el religioso y no firmó ninguna denuncia que la policía la quería obligar a firmar.

La Prensa indica que tras esa audiencia, la fiscal Cristhian Kariela Huete Zeledón presentó un escrito ante la judicial María Monterrey, argumentando que en dicha audiencia se habían cometido delitos por parte de la víctima que no se siente agredida.


 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ