Grupo de Trabajo de la OEA: “Urge al Gobierno de Nicaragua honrar los acuerdos establecidos”

El Grupo de Trabajo de la OEA “expresa su profunda preocupación por los obstáculos" que el MESENI, el GIEI y otros organismos internacionales enfrenta en su labor

Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la OEA, publicó la última declaración del Grupo de Trabajo de la Organización de Estados Americanos (OEA) para Nicaragua, en el que pide con urgencia al Gobierno de Daniel Ortega cumplir con los acuerdos establecidos con el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

El Grupo de Trabajo de la OEA “expresa su profunda preocupación por los obstáculos que el MESENI y el GIEI y otros organismos internacionales enfrentan para ejecutar sus respectivos mandatos”, expresa la declaración.

Y agregó: “Urge al Gobierno de Nicaragua a honrar los acuerdos establecidos con dichos mecanismos, a facilitar la información oficial de las instituciones gubernamentales que requieren para realizar su trabajo y a permitir el acceso a los centros de detención, a fin de verificar la situación de los detenidos en el marco de las protestas actuales”.  

Los países Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Guyana, Ecuador, Panamá, Estados Unidos, Perú, Costa Rica y México conforman el Grupo de Trabajo, que buscarán coadyuvar al proceso de diálogo nacional en Nicaragua, incluyendo medidas de apoyo, acompañamiento y verificación en coordinación con los demás organismos internacionales. Sin embargo, el Gobierno orteguista aseguró que no recibirá al Grupo de Trabajo por considerarlo “injerencista”.

En el comunicado, el Grupo de Trabajo condenó los actos de violencia, detenciones arbitrarias, persecución e hizo un llamado al Gobierno “a tomar las medidas necesarias para el cese inmediato de actos de violencias”. También destacó su “preocupación por el incremento significativo” de nicaragüenses que han emigrado a diferentes países “como consecuencia de las graves violaciones de los derechos humanos”.

La misiva concluyó con el apoyo al diálogo nacional como la vía para encontrar la solución a la crisis sociopolítica que atraviesa, desde hace cuatro meses, Nicaragua.

DEJA TU COMENTARIO