Gobierno orteguista califica a la CIDH de manipuladora

Asimismo, como es común en los discursos de Ortega, el Gobierno tachó a la CIDH de ser “injerencista” y responsabilizó a los Estados Unidos de ser los responsables de la crisis sociopolítica que atraviesa el país

El Gobierno de Daniel Ortega volvió arremeter contra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y la acusa de manipular la información que presentaron sobre la violación de los derechos humanos en Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El documento llamado “Informe evaluativo de la actuación parcializada y politizada de la CIDH en Nicaragua” expone que el reporte de la Comisión, de la OEA, “repitió y difundió las mentiras de los autores, actores y ejecutores del intento de Golpe de Estado”.

Asimismo, como es común en los discursos de Ortega, el Gobierno tachó a la CIDH de ser “injerencista” y responsabilizó a los Estados Unidos de ser los responsables de la crisis sociopolítica que atraviesa el país.

“La actuación de la CIDH en conjunto con el Gobierno de los Estados Unidos y otros países, promueve maniobras políticas injerencistas, intentando desestabilizar y aislar internacionalmente a Nicaragua con el objetivo de derrocar a su Gobierno Constitucional”, reza el informe.

El régimen Ortega-Murillo reiteró que la CIDH es parcial y exigió “el cese de la participación de la CIDH en la campaña política y mediática, de mentiras, tergiversación, calificativos y estigmatización en contra del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional”.

El 16 de agosto el Grupo de Trabajo de la OEA, que coadyuvará al proceso de diálogo nacional en Nicaragua, comenzó a trabajar en la problemática del país, sin embargo, el Gobierno expresó que “no son bienvenidos”.