OEA solicita el regreso de los representantes del Alto Comisionado de la ONU a Nicaragua

Además instaron al Gobierno de Ortega facilitar el trabajo de los organismos internacionales de derechos humanos.

El Grupo de Trabajo para Nicaragua del Consejo Permanente de la OEA y el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, a través de un comunicado expresaron su profunda preocupación por la decisión del Gobierno de Nicaragua de retirar la invitación a la Oficina Regional para América Central de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a su vez solicitaron el regreso de este organismo al país.

"Solicitamos el regreso a Nicaragua de los Representantes de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos", se lee en el comunicado.

Además instaron al Gobierno de Daniel Ortega facilitar la "recopilación de información oficial de las instituciones gubernamentales necesaria (a los organismos internacionales de derechos humanos) para su trabajo y facilitar el acceso a los centros de detención, a fin de monitorear la situación de detenidos en el contexto de las recientes manifestaciones".

Asimismo "la eliminación de los obstáculos que enfrentan el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), a fin de ejecutar sus respectivos mandatos, y el regreso a Nicaragua de los Representantes de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos.

Con 20 votos a favor, los paises miembros de la OEA conformaron el Grupo de Trabajo el pasado 2 de agosto, para buscar una salida a la crisis de Nicaragua que ha dejado desde el mes de abril, 448 muertos. 

"El Grupo de Trabajo y el Secretario General de la OEA, se comprometen a cooperar entre sí, cada uno dentro de sus respectivas competencias, aplicando todos los componentes pertinentes del sistema interamericano, para avanzar hacia un enfoque coherente y efectivo que permita lograr un dialogo inclusivo y útil en Nicaragua lo más pronto posible", dice el comunicado. 

Por otro lado reiteran enérgicamente los actos de violencia, represión, violación de los Derechos Humanos y abusos contra la población de Nicaragua, así como a la persecución selectiva, las detenciones arbitrarias y las prácticas de criminalización de los disidentes y sus familias.

EEUU: Ortega desesperado para evitar que el mundo comprenda violaciones a derechos humanos

"Instamos al Gobierno de Nicaragua a que aproveche los buenos oficios disponibles y busque un resultado positivo y constructivo en esta coyuntura crítica. Reiteramos la voluntad de trabajar para garantizar un diálogo sincero, constructivo y útil en Nicaragua que permita una solución pacífica y sostenible a la grave situación que existe en ese país", finalizaron.