Hansell Vásquez, el preso político que inyecta optimismo desde la prisión

Su nobleza, amabilidad y optimismo siguen intacto en Hansell Manuel Vásquez Ruiz, aun estando en las celdas de La Modelo. Desde ahí, él se solidariza con los demás compañeros y ayuda en lo que puede.

Desde pequeño, Hansell mostraba esas cualidades que ahora, familiares y amistades recuerdan de él: amoroso, alegre, solidario, bondadoso, servicial. Su mamá, Lilliam Ruíz, destaca su altruismo. Comparte que a Hansell le gusta “prepararse”. “A él le gusta, le gusta prepararse, estudiar, no tiene vicio”, expresa su progenitora.

Hansell cuando estaba en primaria.

Hansell Vásquez tiene 26 años y es licenciado en Periodismo. La noche del pasado 11 de julio, en Nindirí, Masaya, la policía secuestró a tres jóvenes integrantes del Movimiento 19 de abril: Rodrigo Espinoza, Marlon Fonseca y Hansell Vásquez. Al día siguiente, la policía sandinista informaba que los detenidos eran acusados de “terrorismo, crimen organizado, posesión ilegal de municiones” y de haber quemado la Radio Ya.

Luego de tres meses, y bajo inconsistencias durante el juicio, este 12 octubre se dará la lectura de sentencia. La Fiscalía pide 28 años de cárcel para los jóvenes: 20 años de cárcel por terrorismo, seis por tráfico de armas y dos por entorpecimiento de servicios públicos.

“Aquí no hay justicia. Estos juicios están amañados de una u otra manera, porque se fabrican pruebas que no existen. Justicia del hombre no hay, estamos esperando en la justicia divina”, señala doña Lilliam, quien agrega que el único delito de su hijo fue levantar su voz para manifestar un cambio en el país.

De izq. a dcha.: Hansell, Rodrigo y Marlon.

Desde que iniciara las protestas en contra de Daniel Ortega, Hansell mostraba -como todo buen nicaragüense- su repudio a los ataques a los ancianos, la reforma del seguro social y las injusticias. “Estaba preparado (Hansell), ya sabíamos que iba a pasar (apresarlo)”, asegura doña Liliam. El joven se había unido a la causa social día después de haber estallado las protestas, el pasado 18 de abril, por lo que estaba consciente los riesgos que corría.

Doña Liliam se emociona al recordar a su hijo. Haber recibido la noticia de que su hijo fue detenido fue un “golpe tremendo” para la familia, pero, dicen que ahora estás más unidos que nunca.

“Ya vine madrecita santa”, era la frase que Hansell le repetía cada vez que llegaba a casa. “Yo lo añoro todos los días, pero estoy confiando en el señor que le dará la libertad”, dice con voz entrecortada doña Lilliam.

“Esto son pruebas, pero seguimos adelante… esto ha unido más como familia”.

Doña Lilliam Ruíz dice que la lucha de su hijo Hansell es por que haya justicia, paz y equidad en Nicaragua. /Leticia Gaitán

Ora por Ortega y Murillo

Doña Lilliam ora por Daniel Ortega y Rosario Murillo a pesar que ha desatado una cacería contra aquel que piense diferente a ellos y ha llevado a la cárcel a su hijo. Lo califica como “una barbaridad, es una lástima” el actuar de la pareja, sin embargo, “pido (a Dios) por el comandante y su esposa que le toque su corazón”, comparte.

“Siento dolor como ser humano, pero la biblia nos enseña que Dios es amor, basado en eso, nosotros tenemos que pedirle al señor misericordia por los que hacen el mal”, señala doña Lilliam.