Eduardo Enríquez: CxL participa en elecciones para ser segunda fuerza, trabajar con el gobierno y ganar estabilidad

El Jefe de redacción del Diario La Prensa, Eduardo Enríquez, manifestó en el programa Revelaciones del periodista Ismael López que existe un sector de la oposición que quiere volver al escenario de antes de abril de 2018 y cohabitar con el régimen de Ortega. Enríquez se refiere a la Alianza Ciudadana, integrada por la Alianza Cívica y Ciudadanos por la libertad, una alianza que popularmente se conoce como "alianza empresarial", cuyo candidato presidencial, todo indica será Arturo Cruz, ex embajador en Estados Unidos, nombrado por Daniel Ortega al asumir el poder en el 2007.

"Hay un sector que antepone ante todo lo que le llaman estabilidad, mejor quedémonos tranquilos, que cada quien regrese a trabajar, que cada quien vea como sobrevive y que el país vuelva por las sendas que llevábamos de diálogo y consenso” expresó Enríquez. 

Recuerde Leer: CxL inscribe alianza electoral "Alianza Ciudadanos por la Libertad” sin Coalición Nacional

Enríquez, es autor del libro "Muerte de una República" donde narra cómo Daniel Ortega gana las elecciones de 2006, con solo 38% de votos, suficientes para instaurar una dictadura, sostiene que la división de la oposición en ese año, permitió que Daniel Ortega consolidara su régimen "absolutista" por la debilidad de las instituciones democráticas. 

“Cualquier candidato en unidad le gana a Ortega. Pero dividiendo el voto y decepcionando al votante no. Este sector (CxL) está participando para ser segunda fuerza y trabajar con el Gobierno para ganar estabilidad” analizó Enríquez en el programa Revelaciones

Tildó de "pragmatismo irresponsable" a sectores de oposición por su participación en las elecciones divididos.

"Es un pragmatismo irresponsable y es la misma escena antes de 2018 cuando se les decía a estas personas, no es casualidad ahí están en la Alianza Cívica, ahí está José Adán Aguerri, que era el representante de ese modelo de diálogo y consenso, ahí está en la Alianza Cívica, impulsando la visión acompañado de Arturo Cruz (...) no olvidemos que viajó a China a ver el supuesto canal (...) ahí están los que dicen bueno regresemos a la estabilidad” dijo el periodista.

LEER MÁS: Arturo Cruz descarta alianza electoral, apuesta a "voto útil" según él en CxL

Enríquez considera que este grupo político-empresarial es comprar 10 ó 15 años de estabilidad, “la visión de este sector no es ganar (…) ellos están jugando para tener una banca en la Asamblea Nacional. Ahora las negociaciones de diálogo y consenso no lo tenga que hacer el COSEP para quemarse directamente ellos sino que ahora lo haga el CxL que es el brazo político” agregó

Asedio durante el día de votación

De igual manera el periodista señala que el día de las votaciones habrá un ambiente bastante peligroso, llenos de amenazas por parte del régimen de Daniel Ortega en contra de la ciudadanía.

“El hecho de salir a votar será riesgoso ese día, no podemos llamarnos a engaño, ese día va haber amenazas, violencia, va haber motorizados rondando las juntas receptoras de votos, van a ver todo es tipo de actos intimidatorios, la policía por todos lados, y el ciudadano nicaragüense que es una persona decente no va a salir a arriesgarse a que lo malmaten que le rajen la cabeza, por algo que dirán que no hay ni la menor oportunidad de ganar porque yo voto por A y el otro va a votar por B y no hay simplemente manera de llegar a ganarle a ese señor” dijo Enríquez.

Embajadora de EEUU criticó a empresarios

La crítica de Enríquez, también fue reforzada en su momento por la exembajadora de Estados Unidos en Managua, Laura Dogu quien enrostró a los empresarios a privilegiar la "estabilidad" a cambio de "sacrificar" la democracia. Dogu pronunció su discurso en octubre del 2018 en plena represión del régimen de Daniel Ortega.  

SEGUIR LEYENDO: José Pallais: Kitty Monterrey dijo "Cristiana Chamorro no" inhibiéndola

Al inicio de su discurso, Dogu advirtió que hablaría con “franqueza y claridad” e inició recordando a los empresarios que ellos contribuyeron a sacrificar la democracia y el estado de derecho, con tal de mantener la alianza con la dictadura.

“Antes de abril, cuando hablaba de estos temas, la comunidad empresarial me decía con frecuencia que podían sacrificar algunos de estos derechos fundamentales porque Nicaragua no estaba en guerra, ni sufría la violencia de los países del triángulo norte. La comunidad empresarial valoraban más la estabilidad que la sostenibilidad. Creían que el crecimiento económico traería oportunidades.

                                                    

Pero cuando viajé por Nicaragua y me reuní con pequeños agricultores, jóvenes empresarios, estudiantes, mujeres líderes, comunidades indígenas – y tantos otros, escuché algo diferente. Los nicaragüenses soñaban con un país justo con oportunidades económicas para todos. Donde la corrupción y la identidad política no limitaran las oportunidades a solo unos pocos. Ahora está claro que la gran mayoría de los nicaragüenses ya no aceptarán más la corrupción de los funcionarios gubernamentales o de las empresas privadas y que ya no confían en las instituciones del gobierno. Quieren un país que proteja sus derechos y quieren elecciones libres, justas y transparentes. Lo que entienden es que la prosperidad, la seguridad y la democracia sólo pueden funcionar bien cuando todas se complementan”, expresó Dogu en su discurso.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ