AUN denuncia que torturas psicológicas contra Lesther Alemán y Max Jerez continúan

Los jóvenes opositores enfrentan constantes interrogatorios y son sometidos las 24 horas a luz eléctrica en las celdas, no obstante reconocen que la dictadura mejoró un poco las condiciones carcelarias.

La Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), a través de un comunicado, denunció que sus integrantes y presos políticos de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, Lesther Alemán y Max Jerez siguen siendo sometidos a torturas psicológicas, pero reconoce que el régimen les ha mejorado un poco las condiciones carcelarias.

"Gracias a la constante presión y demanda de la ciudadanía nicaragüense, se permitió la visita de sus familiares este 12 y 13 de octubre. Sus familiares informan que hay una leve mejoría en el estado de salud y condiciones carcelarias de Lesther y Max. Lesther pudo recibir atención médica, luego de haber presentado una situación de salud sumamente preocupante la última vez que se le vio. Max hasta hoy pudo recibir la noticia del fallecimiento de su madre, Heydi Meza, así como los detalles de sus últimos momentos y funerales", asegura AUN.

El pasado 17 de septiembre, la señora Heidi Meza Torres, madre de Max Jerez, falleció y la dictadura de Ortega y Murillo no permitieron que el reo de conciencia pudiera ver a su progenitora, tampoco dejaron que fuera a su entierro. Por otro lado, familiares de Alemán manifestaron preocupación por su salud mental y física, ya que cuando fue visto por su abogado en la audiencia inicial del juicio político que enfrenta, el defensor alertó que lo vio delgado y con la mirada perdida.

Lea también: ¿Qué dice la ley sobre la propaganda electoral? ¿Se está cumpliendo en Nicaragua?

Exigen cesen las torturas

Por el supuesto delito de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional está acusando la Fiscalía Sandinsita a los líderes estudiantiles, dos de los principales rostros de las protestas ciudadanas que iniciaron en abril del 2018. Ambos cumplen este jueves 101 días estar tras las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocidas como el nuevo "Chipote".

                                                     

"Nos alarma escuchar de múltiples desmayos, de bujías encendidas las 24 horas para interrumpir su descanso, de interrogatorios diarios y extenuantes, así como de otras formas de intimidación. Nuestra demanda continúa, demanda por visitas de sus familiares según lo establece el Código Penal, demanda para que se respete su derecho de defensa y visita de sus abogados, demanda por alimentación adecuada y acceso a medicina, y sobre todo, nuestra demanda por su libertad inmediata. ¡Son inocentes!", afirma el comunicado.

Lea además: Congresista María Elvira Salazar promete presionar para aplicar Nica Act a Daniel Ortega e investigar a testaferros

Ambos jóvenes están a la espera de la audiencia de juicio, cuyo proceso se está llevando a cabo en las instalaciones del "Chipote". Ellos han sido víctimas de persecusión, asedio y amenazas de muerte por parte de oficiales de la Policía Sandinista y turbas al servicio de la dictadura. 

 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ