Pedro Joaquín Chamorro está fortalecido y con esperanza, asegura su esposa

Doña Marta Urcuyo asegura que su esposo ha perdido 27 libras estando en el encierro y confía en que los presos políticos recuperarán la libertad.

Pedro Joaquín Chamorro Barrios, hijo de doña Violeta Barrios y Pedro Joaquín Chamorro, expresidenta de Nicaragua y mártir de las libertades públicas, respectivamente se mantiene con fortaleza y esperanza a pesar de estar tras los barrotes de las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Sandinista (PS), conocidas como “El Nuevo Chipote”, aseguró su esposa, Marta Lucía Urcuyo.

“Él ha bajado cinco libras más de la última vez que lo vi hace 40 días dado que la alimentación es muy deficiente. Le están entregando dos Ensure al día, pero aún así no consume suficientes calorías diarias. Junto a su compañero de celda, se han apoyado para crecer mucho espiritualmente, lo cual le ha dado fortaleza y esperanza”, relató Urcuyo a 100 % NOTICIAS.

Lea también: Expolicía y comerciante entre presos políticos con más de dos años tras las rejas

El pasado 3 de septiembre Chamorro Barrios enfrentó una audiencia inicial que se realizó en las instalaciones del Chipote bajo un fuerte despliegue policial. La jueza sandinista Karen Chavarría, titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua, lo remitió a juicio y le mantuvo la prisión preventiva.

                                                      

Previamente, el preso político enfrentó audiencias en los Juzgados de Managua en las que no tuvo la asistencia de su abogado de preferencia. Un juez le impuso la detención judicial de hasta 90 días y ha estado encerrado en el Chipote sin poder ver a su representante legal y la dictadura solamente le ha permitido ver en dos ocasiones a su familia.

Ha perdido 27 libras

Junto a Chamorro fueron acusados su hermana, Cristiana Chamorro Barrios, exdirectora de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro (VBCH), Walter Gómez y Marcos Fletes, extrabajadores del organismo, Pedro Vásquez, conductor de Cristiana y otros extrabajadores de la FVBCH que prefirieron exiliarse para evitar el juicio político de la dictadura.

“En total Pedro ha perdido 27 libras de peso (22 desde la primera vez que lo vieron y 5 en la segunda ocasión). Se le nota el cansancio por la cantidad de días que ha pasado en estas difíciles circunstancias de aislamiento de su familia, y del mundo, y la falta de noción del tiempo. Compartimos una hora y cuarenta minutos de conversación sobre varios temas. Les pido seguir rezando para que pronto puedan ser liberados todos los privados de libertad”, exhortó Urcuyo.

Lea además: UNAB lanza grito de auxilio para presos políticos en Nicaragua

A Chamorro Barrios la PS le permite tomar el sol en la semana, pero no le permiten hablar con su abogado defensor, mientras los interrogatorios en el Chipote continúan. “Creo que ellos tienen que salir, creo que después de las elecciones es necesario una amnistía, la razón por la que están presos es porque no querían competencia y me parece que en Nicaragua la situación la tenemos que resolver nosotros y ¿cómo se resuelve?, con diálogo”, finalizó doña Marta.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ