¿Podría la Ley Renacer impactar económicamente a Nicaragua?

Dos economistas comparten, para la Voz de América, visiones distintas sobre esta legislación recientemente firmada por el presidente Joe Biden y sobre el impacto que puede tener en Nicaragua

La Ley Renacer, firmada recientemente por el presidente de los Estados Unidos Joe Biden y que abre la posibilidad de nuevas sanciones al gobierno de Daniel Ortega, en Nicaragua, al restringir los préstamos de los bancos multilaterales “para atacar la corrupción del régimen”, deja varias interrogantes con respecto a los efectos económicos que pueda tener en el país.

Y es que la Ley Renacer no solo pone en la mira los préstamos de los bancos multilaterales, sino también el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA por sus siglas en inglés), el cual fue redactado en agosto de 2004 y más tarde ratificado por los cinco países centroamericanos y República Dominicana. El tratado tenía como objetivo crear una zona de libre comercio entre todos los firmantes.

Lea Además: Congresista María Elvira Salazar celebra firma de Biden a Ley Renacer

La Ley Renacer estipula que, en consideración de las respuestas violentas en contra de manifestantes por parte del gobierno de Ortega a partir de abril de 2018, "el presidente debería revisar la participación continuada de Nicaragua en el DR-CAFTA si el gobierno de Nicaragua continúa reforzando su mandato autoritario en un intento de subvertir las elecciones en noviembre de 2021, socavando así la democracia y los derechos humanos en Nicaragua”.

                                                         

¿Qué impacto o importancia tiene el CAFTA para Nicaragua?

Eric Farnsworth, vicepresidente de Americas Society / Council of the Americas, dice a la Voz de América que aunque no hay una cláusula de democracia en el acuerdo comercial, “es muy incómodo, particularmente hablando desde Washington, que Estados Unidos esté comprometido ahora en un acuerdo de libre comercio con un país que ha dado la espalda a la democracia y viola muchos estatutos de derechos humanos”.

Señala que existen muchas preferencias comerciales de las que disfruta Nicaragua con Estados Unidos, por ejemplo “la cuota de azúcar que podría reducirse o eliminarse”, y también disposiciones comerciales unilaterales que permiten la importación libre de aranceles de productos nicaragüenses a Estados Unidos. “Esos ciertamente podrían haber sido eliminados o reducidos de todos modos”.

Según el economista nicaragüense Néstor Avendaño, la salida de Managua de este acuerdo comercial provocaría una caída abrupta del 7,3% del Producto Interno Bruto (PIB) real, pero advierte que el impacto se concentraría principalmente entre los exportadores. Esto podría generar una disminución en la demanda de bienes y servicios, dijo el experto en un artículo publicado en su blog, titulado 'El riesgo de la revisión de la participación de Nicaragua en el TLC DR-CAFTA'.

Y es que Estados Unidos es uno de los principales destinos de importaciones de Nicaragua, según datos del Banco Central. En 2020, Nicaragua exportó bienes a Estados Unidos por un monto de 3.381,2 millones de dólares.

“El impacto directo de este riesgo comercial sería la caída del 35,6% del volumen total de bienes exportados por Nicaragua. Con el pago de los aranceles de importación establecidos por Estados Unidos, las empresas exportadoras nicaragüenses no podrían competir las empresas de otros países centroamericanos en el mercado estadounidense”, dice Avendaño.

Lea: Costa Rica deporta a Walner Ruiz, nicaragüense refugiado originario de Masaya

Pero el economista nicaragüense Francisco Larios subraya que el impacto dependerá como la Ley Renacer va a ser ejecutada “por la voluntad política del gobierno estadounidense”. “Estas leyes facultan al ejecutivo a ejercer mayores presiones; lo que le exigen es que reporte al Congreso cuál es la situación actual de los derechos humanos, qué es lo que está ocurriendo en Nicaragua, pero, en el momento decisivo, depende su ejecución de lo que decidan los políticos que lideran el gobierno en Washington”.

Según el economista, “si la aplicaran, digamos, con fuerza, podría tener un enorme impacto en contra del régimen porque, en primer lugar, de acuerdo con la ley, el gobierno de Estados Unidos puede y debe investigar las finanzas del Ejército de Nicaragua, que es un pilar fundamental de la dictadura”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ