Noticias NicaraguaPolítica“Nepotismo” y “dinastía”, tras restablecimiento de relaciones diplomáticas con China en la que figuró Laureano Ortega

“Nepotismo” y “dinastía”, tras restablecimiento de relaciones diplomáticas con China en la que figuró Laureano Ortega

Laureano Ortega es asesor para Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional de la Presidencia, mientras que por la China estaba el viceministro de Exteriores dedicado a asuntos de Latinoamérica y el Caribe, Ma Zhaoxu.
Tomada de El 19 Digital

Luego que Laureano Ortega Murillo, hijo del dictador Daniel Ortega apareció en la firma de "reconocimiento mutuo" y restablecimiento de relaciones diplomáticas "a nivel de embajadores" con el viceministro de Exteriores de República Popular China, algunos opositores señalan que esta acción demuestra el “nepotismo” que existe en Nicaragua.

No debemos normalizar, ni asumir como un acto correcto el hecho que el hijo del dictador sea el encargado de firmar el restablecimiento de estas relaciones, en ningún país democrático del mundo el hijo del gobernante tiene un rol importante en las negociaciones de Estado, esto realmente debe de ser un hecho más que haga que los nicaragüenses sigamos manteniendo que Nicaragua no tiene gobierno legítimo”, expresó la activista y defensora de derechos humanos, Haydee Castillo.

Asimismo, Castillo señaló que a partir del 10 de enero Nicaragua no gozará de gobernantes legítimos porque la comunidad internacional rechazó la farsa electoral en el país. 

“Es muy importante que los nicaragüenses tengamos en cuenta que nada del actuar del régimen Ortega-Murillo debemos normalizar, nada de esto debemos tomarlo como actos formales sino como una violación a la Constitución de la República de Nicaragua que en ella se niega o rechaza el nepotismo por parte de los gobernantes”, dijo

LEER MÁS: Laureano Ortega firma en China el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Nicaragua

Mientras tanto, el analista político, Eliseo Núñez señaló que “mal paga el diablo a quién bien le sirve”, debido a que Taiwán fue uno de los soportes financieros del régimen durante los últimos 36 meses, pero como se negó a reconocer la farsa electoral Ortega le “pasó la cuenta”.

“Ahora ya no puede sacar más, le pidió reconocer las elecciones y no lo hizo y adicionalmente votó en contra de que se inaugurará la sede del BCIE en Nicaragua, entonces esta es la respuesta a alguien que le tendió la mano durante mucho tiempo incluso ayudándole en la policía”, dijo Núñez.

SEGUIR LEYENDO: EEUU: "falsas elecciones no le otorgaron ningún mandato" a Daniel Ortega para romper con Taiwán

También el analista considera que el reconocimiento de la República Popular China mete a Nicaragua dentro de un conflicto entre potencias entre Estados Unidos, China y Rusia.

“La estrategia de Ortega es convertir a Nicaragua en un campo de la lucha geopolítica para buscar protección tanto por los rusos como los chinos, esto no significa ningún tipo de bonanza económica para el pueblo de Nicaragua hay que dejar bien claro”, expresó

En el ámbito de relaciones comerciales, el analista considera que Nicaragua no está preparada debido a los problemas logísticos, por lo cual Estados Unidos es el principal mercado no solamente por la cercanía sino por hábitos de consumo. 

“Nosotros no producimos cosas que sean del hábito de consumo de los chinos, de los rusos y tenemos que vencer la distancia, una serie de problemas logísticos y una serie de problemas que tienen que ver con quién te compra y quién te vende. Nicaragua requiere años de trabajo en relaciones comerciales y no lo tenemos con ninguno de estos países y si se tiene con los Estados Unidos entonces es una muy mala jugada de Nicaragua va entrar en un proceso en el que su aislamiento por plegarse hacia estas dos potencias es comida de hoy y hambre de mañana”, insistió 

LEER MÁS: CIDH otorga medidas cautelares a favor de la periodista María Lilly Delgado

Laureano Ortega es asesor para Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional de la Presidencia e hijo de Ortega, mientras que por China estaba el viceministro de Exteriores dedicado a asuntos de Latinoamérica y el Caribe, Ma Zhaoxu.

Con esta última ruptura, Taipéi ve cómo el número de países que lo reconocen como Gobierno legítimo queda reducido a 14, entre ellos varios latinoamericanos como Guatemala, Honduras o Paraguay.

El resto de naciones que siguen reconociendo oficialmente a Taiwán son Belice, Haití, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Islas Marshall, Nauru, Tuvalu, Palau, Esuatini y Ciudad del Vaticano.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ