Noticias NicaraguaPolíticaProponen sancionar a Daniel Ortega con la Ley Magnitsky y otras medidas de presión para hacerlo ceder

Proponen sancionar a Daniel Ortega con la Ley Magnitsky y otras medidas de presión para hacerlo ceder

Ryan C. Berg, investigador CSIS

Sancionar a Daniel Ortega con la ley Magnitsky, sancionar al Instituto de Previsión Social Militar, congelar los activos del banco central de Nicaragua y cortar la banca corresponsal entre Nicaragua y Estados Unidos. Esta son las cuatro acciones que Ryan C. Berg, investigador y miembro principal del Programa de la Américas en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) propone a la administración Biden poner en marcha para presionar al régimen ilegítimo de Daniel Ortega.

Según el analista, la primera medida es sancionar al propio Ortega bajo la potestad de la Ley Magnistky por presidir violaciones extremas de derechos humanos. 

“Esta acción no solo estaría justificada, sino que alinearía la arquitectura de sanciones de EE. UU. con las designaciones existentes sobre Murillo, el vicepresidente. EE. UU. también mantiene sanciones a jefes de estado similares, como el líder venezolano Nicolás Maduro”, escribió.

En la segunda propuesta destaca que Estados Unidos debería sancionar al Instituto de Previsión Social Militar (IPSM), el lucrativo fondo de pensiones e inversiones del Ejército de Nicaragua, explicando la lealtad que se ha mantenido de los militares para con Ortega. 

“El ejército ha estado implicado en graves abusos contra los derechos humanos que alcanzan el nivel de “crímenes contra la humanidad”, según varios organismos de derechos humanos. Sancionar a IPSM actualizaría la arquitectura de sanciones de EE. UU. a los oficiales del ejército. Hasta el momento, EE. UU. ha sancionado al jefe del ejército, así como al director ejecutivo del IPSM, pero no a la institución en sí”, señala en su artículo de opinión publicado en The Hill. 

Según Ryan C. Berg, la tercera acción para doblegar el régimen de Ortega es que Estados Unidos debería congelar los activos del Banco Central de Nicaragua en los principales bancos de Estados Unidos, advirtiendo que es probable que Ortega saque sus activos de EE. UU. y los traslade a los opacos sistemas financieros de Rusia.

“Estados Unidos ya ha sancionado al titular del banco central de Nicaragua, pero hasta ahora se ha negado a congelar cualquiera de esos activos en bancos estadounidenses, como JP Morgan y Morgan Stanley. Si lo hace, podría cortar la capacidad del régimen para pagar y asegurar la lealtad de sus compinches”, citó.

Y como última medida de presión el investigador propone que Estados Unidos debería restringir o cambiar la banca corresponsal entre Nicaragua y esta potencia.

“Esta maniobra tiene dos ventajas principales: es más rápida y también más específica que una suspensión amplia del país del acuerdo comercial CAFTA-DR porque tiene como objetivo a la élite económica de Nicaragua y su consejo de la empresa privada, que, a pesar de sus compromisos retóricos con la oposición del país, podría buscar una “normalización” con el régimen de Ortega después de la toma de posesión”.

A juicio del analista, estos mecanismo presentados a largo plazo ejercerán presión sobre el régimen de Ortega, pero también pretenden contrarrestar la narrativa de la pareja gobernante: que han prevalecido en su búsqueda para cimentar un régimen dinástico y que Estados Unidos eventualmente perderá interés, cederá o sucumbirá al canto de sirena de las negociaciones.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ