Rosario Murillo arremete contra obispos y sacerdotes, a quienes tildó de “alcohólicos” y “criminales”

Rosario Murillo también tildó a los líderes religiosos de “violadores” en alusión a las investigaciones sobre abusos sexuales abiertas en otros países del mundo en donde los tribunales eclesiásticos trabajan para esclarecer las denuncias.
Rosario Murillo, vice dictadora de Nicaragua sancionada p...
Consejo de Comunicación y Ciudadanía

A medida que se acerca el cuarto aniversario de la rebelión del 18 de abril, la vicedictadora Rosario Murillo nuevamente arremete contra los obispos y sacerdotes de Nicaragua, a quienes llamó “alcohólicos” y “criminales”.

“Defendemos la paz cuando queremos, porque nos queremos, por eso, son una cara de la misma moneda, y esa moneda es precisamente la verdadera doctrina cristiana que nos enseña, que nos mandata que nos dice amor al prójimo, amarás a tu prójimo como a ti mismo, el mandato cristiano no dice odiarás a tu prójimo, matarás a tu prójimo, no, no dice eso, destruirás a tu prójimo, no, no dice eso, el mandato cristiano es amarás a tu prójimo y vivir como cristianos”, manifestó en tono alternado la vicedictadora.

Lea: Sube tarifa de taxi a veinte córdobas en Somoto

“Podemos llamarnos cristianos de verdad, no solo del diente al labio o de ornamentos, no, de verdad porque vivimos ese cristianismo portentoso y poderoso que nos asegura conductas solidarias, fraternal, conductas que van más allá del egoísmo, más allá de las ambiciones que muchas veces son funestas”, agregó Rosario Murillo.

Murillo también tildó a los líderes religiosos de “violadores” en alusión a las investigaciones sobre abusos sexuales abiertas en otros países del mundo en donde los tribunales eclesiásticos trabajan para esclarecer las denuncias.

“Más allá de esas conductas inapropiadas también, que ahora en la modernidad se llaman conductas inapropiadas que conocemos y vemos y ya en el mundo no es silencio sobre esa conducta inapropiada, al contrario, así como se condenan a los crímenes de lesa humanidad, así se también se demanda juicio y condena para quienes practican vicios, conductas inapropiadas, incluyendo, (que) hasta desgraciadamente incluyen a menores de edad. Lo sabemos, lo hemos vistos y conductas inapropiadas son también aquellas que mueven a personas que dicen representar credos, libres de fe dicen y en estado alcohólico, en estado etílico, y a gritos pretenden hacer su gusto violentando las leyes, todo eso lo vemos y lo vivimos, y para eso tenemos leyes, tenemos condenas”, señaló Murillo, lo que ha sido interpretado por los nicaragüenses como una amenaza directa de posible encarcelamiento contra los sacerdotes.

Lea más: Empresario Milton Arcia responsabiliza a INE por robo de 2,500 galones de diésel

“Todos somos iguales y tenemos que cumplir las leyes, todos sabemos de qué estamos hablando. Debemos de cumplir todos con las leyes, sin excepción”, sentenció la vocera gubernamental, quien en sus discursos de odio ha mencionado el nombre de Dios para maldecir y amenazar a sus adversarios políticos.

Amenaza con represión

Ante las quejas de los paramilitares históricos, denominados como “sandinismo histórico” contra el dictador Daniel Ortega por no tomarlos en cuenta en los planes de gobierno, Rosario Murillo advirtió con reprimir cualquier tipo de protesta contra la dictadura.

“Que nadie se atreva, porque hay que decirlo claramente, aquí la condena es general a quienes se atrevieron a alterar la paz, romper la paz, a matar la paz y a matar seres humanos, la condena es en general”, advirtió en tono molesto.

“Que quienes se llenan más la boca, presentándose y posicionándose como los perfectos, en cualquier parte y más en los imperios, que sepan en el mundo entero por las atrocidades cometidas por los autollamados perfectos en todas las partes del mundo”, sentenció Murillo.

Lea también: Localizan sin vida a migrante nicaragüense en México

“Ni perdón ni olvido para los criminales, ni perdón ni olvido para los terroristas, para los sanguinarios, para los promotores del horror, de la zozobra. Ni perdón ni olvido para quienes rompieron la paz, tan preciada en un pueblo que ha sufrido tantos, ni perdón ni olvido para los que mienten y engañan, falsos, también como profetas y pastores. Ni perdón ni olvido para los que blasfemaron y pronunciaron el nombre de Dios en vano”, pronunció Murillo, quien se autodefine creyente en la fe católica.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ