Despacho 505: Crisis del coronavirus prolongará el exilio de los nicaragüenses

La crisis sanitaria que vive Nicaragua por el coronavirus y los devastadores efectos económicos que se prevén, está provocando que exiliados pospongan por más tiempo su regreso al país.

La falta de garantías de seguridad y la continuidad de la represión contra los opositores al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, ahora sumado a la crisis provocada por el coronavirus aleja aún más la posibilidad del retorno al país de miles de exiliados, ubicados principalmente en Costa Rica. 

Algunos exilados tenían previsto regresar al país este año, pero la llegada del coronavirus y los efectos sociales y económicos que está provocando hace que menos gente quiera regresar a Nicaragua.  

Lea Ademas: Régimen sigue promoviendo aglomeración de personas, pese al aumento de casos de coronavirus

Jefer Bravo, de Santo Tomás, Chontales, señala que ahora con la crisis del coronavirus los exiliados en Costa Rica “enfrentamos duros momentos, desempleo, presión económica y hoy en día nos damos cuenta que nuestra patria está abandonada y nosotros como exiliados no podemos regresar, precisamente por la represión política que tenemos”, explica. 

José Andrés Vega Rodríguez, exalcalde del municipio de El Jicaral, León, dice resignado que por las circunstancias que vive el país, desgraciadamente no puede regresar a Nicaragua.

“Es un país sin ley, sin garantía de ninguna índole para sus ciudadanos, porque no hay libertad, ni nadie que los represente, porque no hay gobierno”, expresa. Pero desea, que pronto haya un cambio de Gobierno y puede irse a su pueblo para poder reencontrarse con su familia. 

Recuerde Leer: Samcam: “El Ejército nunca han aceptado sus fechorías”

Por su parte el profesor Josué Vasquez, originario de Rivas lamenta que el régimen de Daniel Ortega no está tomando medidas responsables para prevenir la propagación del coronavirus. Piensa en su familia y en las consecuencias que la irresponsabilidad del régimen podría tener en el país. 

Pero, además, la represión continúa. “No hay seguridad política al regresar a Nicaragua, esos factores nos impiden retornar y el que lo está haciendo, lo hace a sabiendas que su vida corre peligro”, comenta. 

En Costa Rica, dice, atraviesan necesidades básicas como la falta de empleo, la falta de un techo y hasta de comida, pero prefieren soportar estas condiciones, antes de irse, “porque Nicaragua está peor, no les brinda seguridad política, ni sanitaria para enfrentar el Covid-19″. 

NICAS EXILIADOS EN EL MUNDO 

Según la Agencia de la ONU para los Refugiados, Acnur, a dos años de la crisis política y social en Nicaragua, más de 100.000 personas se han visto forzadas a huir y a buscar asilo a causa de la persecución y las violaciones de derechos humanos reportadas en el país.  

Leer más: Régimen Ortega Murillo en "Operación Avestruz" para no enfrentar realidad del COVID-19 dice Dr. Ramírez

En el mundo hay un total de 103.600 personas nicaragüenses refugiadas y solicitantes de asilo hasta la fecha, de las cuales Costa Rica, acoge a dos tercios del total que son unas 77 mil personas.  

Alrededor de 8.000 personas han huido a Panamá y otras 9.000 a Europa, mientras que México acoge a 3.600 personas. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ