Paramilitar sandinista Camilo Báez amenaza a obispos y los ataca de "golpistas"

“La paciencia tiene un límite” es la amenaza que lanzó el paramilitar Camilo Báez, hijo de la diputada sandinista Gladys Báez. En un video que circuló en redes sociales, el paramilitar acusó a los obispos de pretender supuestamente “desestabilizar” el país.

“Nosotros no dependemos de una iglesia, somos un país laico, no estamos subordinados a un iglesia, entiendan los sacerdotes golpistas que ustedes no van a hacer absolutamente nada, no van a volver hacer lo que hicieron en el 2018 (...) ustedes los principales promotores de la destrucción de Nicaragua y quieren volverlo hacer en el 2020, no se lo vamos a permitir, así que padres golpistas pongan su barba en remojo que el pueblo ya los conoces” expresa Báez.

Leer más: Rosario Murillo se da golpes en el pecho, "no podemos permitir que se manipule" lo del ataque a imagen de la Sangre de Cristo

En el 2018, el dictador Daniel Ortega acusó de golpistas a los obispos de la Iglesia Católica y los descalificó como mediadores en el Diálogo Nacional “Fueron sacando las uñas… se fueron quitando las máscaras y terminaron diciendo tiene que irse ya, tiene que irse ya. Y lo dijeron, lógicamente nuestros adversarios”, dijo Ortega en su discurso del 19 de julio 2018.

Azuzados por el discurso de odio contra la iglesia, el paramilitar Báez virtió improperios contra los sacerdotes “la mayoría son borrachos, pedófilos, homosexuales, empiecen por limpiar la casa y cuando lo hagan pueden hacerlo afuera (...) nos dejemos manipular de estos golpistas fracasados que buscan la manera de desestabilizar el gobierno, si quieren hacer política quitense la sotana pero no la hagan detrás de un púlpito escondiéndose, amparándose, recuerden que la paciencia tiene un límite”, manifestó.

Leer más: Cardenal Brenes: "el demonio anda suelto y quiere herir a la iglesia" en Nicaragua

Al mismo tiempo, Báez desconoció la autoridad de la Iglesia Católica sobre La Gritería de Penitencia a la Virgen María, “las tradiciones son del pueblo, ningún obispo, ningún sacerdote nos va a decir que no vamos a celebrar las tradiciones populares”.

Ante la pandemia del COVID-19, el jerarca la Iglesia Católica en Nicaragua ordenó la suspensión de las actividades religiosas para prevenir el contagio del virus . Sin embargo, el régimen Ortega Murillo se ha encargado promover aglomeraciones y organizar actividades religiosas sin contar con la participación de la iglesia.  “Vamos a ir barrio por barrio para que la gente demuestre ese fervor religioso hacia la virgen”, insta el paramilitar a los simpatizantes sandinistas.

Leer más: "Nadie está manipulando nada" responde Monseñor Carlos Avilés a Rosario Murillo

La semana pasada, la iglesia católica fue víctima de un ataque en la Capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua. El "acto terrorista" provocó un incendio que consumió en un 90% la imagen venerada por creyentes católicos.  Hasta la fecha, la iglesia mantiene que fue un "atentado terrorista".

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ