Nyaletsossi afirma que situación de DD.HH. en Nicaragua preocupa en la ONU

La campesina Thelma Montenegro describió cómo las fuerzas del Gobierno y paramilitares han matado a más de 500 personas
EFE

Managua, 18 feb (EFE).- El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Derecho a la Libertad de Reunión Pacífica y de Asociación, Clément Nyaletsossi, afirmó este jueves que existe preocupación en el organismo por la crisis de derechos humanos en Nicaragua que, según recordó, prevalece desde el estallido social contra el presidente Daniel Ortega en 2018. 

“Tenemos preocupaciones, como el uso de la fuerza arbitraria contra aquellos que van a las calles a protestas, la criminalización y ataques contra la disidencia política y los medios de comunicación, y contra aquellos que participen en protestas pacíficas”, dijo Nyaletsossi, en un encuentro virtual con personas clasificadas como víctimas del Gobierno de Ortega, y con defensores de derechos humanos. 

Durante el encuentro, la campesina Thelma Montenegro describió cómo las fuerzas del Gobierno y paramilitares han matado a más de 500 personas, 100 de estas en zonas rurales, entre ellas cuatro de sus familiares, incluyendo a su esposo y un hijo, robaron sus vehículos y algunas propiedades, y la atacaron junto a su hija menor de edad. 

El empresario periodístico Aníbal Truño denunció que “el régimen promedia una violación contra la libertad de expresión por día, más de 300 al año”, el cierre de más de 20 medios de comunicación y 10 programas de televisión, expropiaciones ilegales a dueños de medios, y 31 asedios a su casa, 18 de ellos en 2021. 

                                                    

PREOCUPA EL MANEJO DE LA INFORMACIÓN 

La activista Lottie Cunningham, ganadora del Nobel alternativo de la fundación sueca Right Livelihood Award, por defender los derechos indígenas, agregó que 49 indígenas han sido asesinados, 52 lesionados, 46 secuestrados y 4 desaparecido, y 3.000 desplazados de manera forzosa desde 2011, por los incentivos del Gobierno de Ortega para explotar las tierras de los nativos en el noreste de Nicaragua. 

Ninguno de los señalamientos anteriores han sido reconocidos por Ortega, quien sí ha admitido la muerte de 200 personas en el marco de la crisis, aunque las justifica con el argumento de que se defendía de un supuesto “golpe de Estado”, lo que no fue aceptado por Nyaletsossi, de origen togolés. 

“Otra preocupación es la falta de información o información falsa usada contra estas personas (víctimas), a las que acusan como terroristas o narcotraficantes; contra mujeres, miembros de la comunidad LGBTI o ambientalistas, que han sido atacados, pero que a veces se ven como atacantes del Gobierno”, sostuvo el relator. 

Nyaletsossi destacó que el Gobierno de Ortega le ha negado reiteradamente el ingreso a Nicaragua desde 2018. 

El relator también rechazó la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, que sanciona financiamientos o regalías del exterior salvo excepciones, y la Ley de Ciberdelitos, que obliga a las empresas de telecomunicaciones a guardar datos y llamadas de todos sus clientes, además de encarcelar a cualquiera que maneje información que el Gobierno considere una amenaza. 

                                                   

DESMANTELAMIENTO DE TEJIDO SOCIAL 

Nyaletsossi pidió “a las autoridades de Nicaragua parar ese proceso”, pero, además, aceptar las visitas de su oficina, sacar de prisión a los defensores de derechos humanos y permitir a vuelta de los que se encuentran en el exilio, y derogar las leyes mencionadas, que en Nicaragua son conocidas como “Ley Putin” y “Ley Mordaza”. 

El Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Pedro Vaca, advirtió que en Nicaragua se está utilizando el Poder Legislativo para “erosionar el Estado de Derecho y darle un manto de legalidad a las restricciones de los derechos humanos”, y resaltó que en el país el uso de la fuerza no cumple con el criterio de proporcionalidad. 

“El miedo está presente en Nicaragua, lo estamos escuchando”, expresó Vaca, quien advirtió que en el país hay un “desmantelamiento del tejido social”, con lo cual existe el peligro de que se reduzca la posibilidad de “perder información” sobre las violaciones a los derechos humanos. 

El encuentro, dirigido por la Directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, se enmarcó en la 46 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, prevista a comenzar el próximo día 22, y en el que se abordará el caso de Nicaragua.

Recibe las noticias mas importantes directo a tu celular, únete a nuestro nuevo canal en Telegram, haz clic aquí

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ