Policía mantiene “casa por cárcel” a precandidatos presidenciales

La sancionada policía sandinista aumentó el dispositivo policial en las afueras de la vivienda del precandidato presidencial Félix Maradiaga, quien hoy nuevamente intentó salir y le dijeron que ni lo intentara. Un agente le informó que saldría hasta nuevo aviso "de arriba"

El opositor al igual que otros aspirantes tiene "casa por cárcel" y desde hace un año mantienen retenido su pasaporte para impedir que sostenga encuentros con organismos internacionales, diáspora y personas exiliadas. 

LEER MÁS: OACNUDH: medidas contra partidos y precandidatos alejan a Nicaragua de un proceso electoral con respeto de los derechos humanos

Maradiaga, junto a Juan Sebastián Chamorro, de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, denunciaron que fueron informados por la Policía de no salir de sus casas, a menos de tres meses de la fecha de inscripción oficial de candidatos a la Presidencia.

"Los agentes llegaron a tocar los portones de la casa donde se encuentra nuestro precandidato presidencial Félix Maradiaga. Le señalaron que no puede salir de la casa y que 'ni lo intente'. El encargado del grupo policial le dijo que 'hasta nuevo aviso' tiene casa por cárcel", informó la Unidad Nacional Azul y Blanco, sobre el académico.

Por su parte, la Alianza Cívica mostró un video en el que se observa cómo tres agentes policiales, con fusiles de guerra cruzados en sus pechos apuntando hacia abajo, impiden que Chamorro salga de su casa en un automóvil.

El primero de los agentes se acerca a Chamorro y le dice, en tono poco amable: "Nicaragua quiere paz, hermano". El segundo lo dice en tono de orden: "Nicaragua quiere paz, no hay salida, ustedes comprometen a la violencia".

ANTECEDENTES

Maradiaga y Chamorro ya habían sido retenidos dentro de sus casas por la Policía, luego de que el líder de la Unidad Nacional convocó a sus seguidores a tomarse las calles para protestar contra la acusación por lavado de dinero que el régimen emitió contra la también aspirante a la presidencia Cristiana Chamorro, hija de Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), quien derrotó a Ortega en las elecciones de 1990.

SEGUIR LEYENDO: Policía se robó todo en Confidencial, camarógrafo salió amenazado del Chipote

De la misma manera, líderes de la opositora Coalición Nacional, a la que pertenece la Unidad Nacional Azul y Blanco, denunciaron estar sitiadas por policías.

"La Policía orteguista que tengo todo el tiempo en mi casa y que me persigue a todos lados, tocó la puerta de mi casa hoy, diciéndome que tengo prohibida la salida. Tienen miedo, están realmente atemorizados a la posibilidad de que salgamos en contra de Ortega y nos volvamos a tomar las calles", dijo la miembro del Consejo Político de la Coalición Tamara Dávila.

En 2018 decenas de miles de nicaragüenses se tomaron las calles para exigir la renuncia de Ortega bajo señalamientos de abuso de poder y corrupción, en manifestaciones multitudinarias que fueron anuladas con ataques de policías y civiles armados que dejaron cientos de presos, muertos o desaparecidos.

LEER MÁS: Maradiaga: CxL tiene que decidir entre defender su casilla o albergar a oposición robusta, inclaudicable

La oposición espera que las elecciones del 7 de noviembre próximo sirvan para sacar del poder a Ortega, a quien llaman "dictador".

Dichas elecciones serán claves para Nicaragua, ya que decidirán la continuidad o el fin del dominio casi absoluto que ha sostenido Ortega desde 1979 sobre la política local.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ