Nicaragüenses emprenden para ingresos navideños extras

Los pequeños comercios se han visto afectados con la pandemia del Covid-19 este año. Algunos cerraron sus puertas para prevenir el contagio del virus y se les ha dificultado aún salir adelante. No obstante, cada vez los emprendedores buscan empapar a más de uno con el espíritu navideño.

Erenia Rodríguez cuenta que no contempló que elaborar un muñeco de nieves para su hija de año y medio se le convertiría en un empleo temporal que le generaría ingresos extras para las festividades navideñas. La idea le surgió a ella y fue secundada por su esposo cuyo único propósito era recrear la familia de tres integrantes en muñecos de nieves.

“Hicimos una familia de tres integrantes y las imágenes las compartí en mi grupo de compañeros de trabajo y para mi sorpresa me preguntaron cuánto les cobrábamos para replicar las muestras y así empezaron los pedidos navideños”, dice esta comunicadora de profesión quien trabaja en un call center de la capital.

LEER MÁS: Taxistas “aliviados”: “hay billetitos en las calles” por pago de aguinaldo

En 2018, el esposo de Rodríguez y ella se vieron obligados a cerrar un pequeño restaurante por la crisis social del país.  Mientras Erenia trabaja fuera de casa, su esposo lo hace desde el hogar y tiene más oportunidad de elaborar los muñecos de nieve.

“Antes ni arreglábamos para Navidad y ahora lo hacemos por nuestra hija de año y medio y sin querer hasta nos metimos a la venta de muñecos de nieve”. 

Agrega que el costo de estos muñecos va desde los 195 córdobas hasta los 650 córdobas. Aunque cada producto lleva entre seis y 8 horas de trabajo, son a base de papel mache y fomi. Sin embargo, destaca que el elemento más importante es el amor porque sabe que es para los niños.

Trajes navideños

Grethelita Castillo como se identifica en redes sociales dice que desde hace 2 años vende disfraces con temática navideña de segunda mano en un local de Estelí, pero su mayor clientela la ubica en las redes sociales. 

“He realizado envíos a Managua, Ocotal, Matagalpa, Sébaco y hasta a lugares donde ni siquiera hay para hacer el depósito, sin embargo, la gente se las ingenia y retiran los artículos en terminales de buses con familiares”.

SEGUIR LEYENDO: Ropa usada: los nuevos “estrenos” para Navidad en Nicaragua

Castillo asegura que sus publicaciones son vistas por padres de familia que desean complacer a sus hijos. Ella es madre de dos niñas y son sus principales modelos. “Cuando son eventos escolares la demanda es mayor y mi hija mayor de 12 es quien me enseña lo que está de moda que puede llamar la atención”, cuenta esta comerciante de 33 años.

Además de suéteres y mamelucos navideños, vestimenta para payasos y médicos, también elabora  suéteres que tienen un costo de 180 córdobas, pero si compran varias piezas se le hace descuento. Castillo insiste que prefiere vender piezas usadas porque son de mejor calidad y alivia el bolsillo de la gente.

Capturando momentos

Jorge Mejía Peralta tiene 15 años de ser fotógrafo. Desde noviembre realiza sesiones navideñas en su estudio. Expresa que este año ha sido difícil por las dificultadas que se han generado no solo por las situaciones sociopolíticas del país, también por la pandemia que ha golpeado la economía.

“Por decisión propia en los picos de la pandemia decidí no trabajar en nada porque mi estudio lo tengo en mi casa”, explica que además casi no hubo eventos sociales ni empresariales.

LEER MÁS: Déficit comercial de Nicaragua se dispara en lo que va de año

Este profesional del lente dice que además de la fotografía tiene un emprendimiento de venta de “frito” y costillas de cerdo llamado Alimentos Don Jorgito.

Mejía Peralta ofrece sesiones fotográficas con paquetes desde 40 dólares, incluye fotos digitales e impresas. Consultas al WhatsApp 8883-5948.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ