Rectores en Nicaragua querían abandonar el barco, analizan estudiantes

La orientación restrictiva fue notificada por la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua UNAN-Managua, Ramona Rodríguez a los demás rectores.

Esta semana 100%Noticias reportó que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, prohibieron la salida del país a los rectores y directores de universidades públicas de Nicaragua. Al respecto, algunas voces juveniles de la oposición consideran que se trata de una medida de control totalitario para mantener la represión en todos los niveles en los centros de estudios superiores. 

La excarcelada política y estudiante expulsada de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), Yaritza Mairena dijo a 100%Noticias que el régimen Ortega-Murillo busca ampliar su dominio dentro de las universidades. 

LEER MÁS: Aumentan de precio y demanda de útiles escolares en mercados de Managua

“Es más mantener el control totalitario dentro de la universidad, es una medida más de coacción y de represión. Además manda a los directores y rectores un claro mensaje de que no hay libertad de cátedra y de que no tienen poder de decisión, ni siquiera sobre sus propias vidas. Un régimen totalitario que está cerrando todas las posibilidades de que las personas implicadas en la represión puedan salir del país”, dijo Mairena. 

Por otro lado, Mairena considera que la medida es una respuesta a Estados Unidos que canceló visas a funcionarios vinculados a la violación de derechos humanos, socavamiento de Estado de derecho y democracia en el país. 

“Es una medida para mostrar fortaleza, es decir los funcionarios públicos no necesitan salir del país para estar bien, una medida también política de demostrar fortaleza ante Estados Unidos, ante las sanciones. Sabemos que algunos rectores tienen cierta complicidad con la represión que se ha establecido a estudiantes; por ejemplo, si se da una declaración de una rectora sobre cuáles fueron las orientaciones para expulsar a los estudiantes en 2018 eso afectaría muchísimo a la dictadura”, manifestó

Del mismo modo, María Laura Alvarado de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), dijo que la medida refleja que los funcionarios públicos ya no están dispuestos a seguir a Ortega-Murillo.

“Ni las propias autoridades que están muy de cerca de Ortega y Murillo están dispuestos a seguir trabajando con ellos, esta medida es más coercitiva para impedir que su gente abandone el país porque mandaría un mensaje político en contra de las bases del frente sandinista”, dijo Alvarado.

SEGUIR LEYENDO: Campesinos de Nicaragua emigran con sus hijos, los pueblos se quedan sin niños y jóvenes

Alvarado también considera que la prohibición se debe al retroceso que registra Nicaragua, desde el punto de vista académico. 

“Los rectores están decidiendo salir del país porque ya no saben cuál va a ser el resultado de las gestiones que Ortega y Murillo, además están reconociendo el estado paupérrimo en el que se encuentran las universidades públicas y la educación. Nicaragua en lugar de avanzar ha retrocedido hasta 15 años por el pensum académico que no se ha actualizado y es una una una falta grave al futuro de la ciudadanía”, continuó.

La voz juvenil resaltó que en 2018, los rectores firmaron las cartas de expulsión de unos 147 estudiantes universitarios expulsados “ellos tienen igual de responsabilidad en la represión y persecución que vivieron todos estos estudiantes, así como en el asesinato de estudiantes universitarios. Los rectores tienen toda la responsabilidad sobre todo la responsabilidad de omisión porque ellos como autoridades universitarias tienen que velar por los derechos de cada uno de sus estudiantes y decidieron escuchar a un partido político”

LEER MÁS: CIDH otorga medidas cautelares para preso político Edgar Parrales

La orientación restrictiva fue notificada por la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua UNAN-Managua, Ramona Rodríguez a los demás rectores.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ