Noticias NicaraguaPolíticaDiáspora en fuerte cabildeo en Estados Unidos para desconocer elecciones y sancionar a grandes empresarios

Diáspora en fuerte cabildeo en Estados Unidos para desconocer elecciones y sancionar a grandes empresarios

Florida, ha acelerado los cabildeos en el Congreso de ese país, para que se incremente la presión contra el régimen de Daniel Ortega y se declaren las elecciones del próximo 7 de noviembre ilegítimas, tras el montaje de un fraude que la dictadura construyó desde meses pasados.

Una vez que se logre ese desconocimiento, la propuesta es que se cree un gobierno de transición en el exterior, para lo cual llaman a la comunidad internacional a no defraudar con su apoyo  a los exiliados y nicaragüenses que aún están bajo el yugo de la dictadura.

LEER MÁS: Estados Unidos promete más "sanciones" y "aislamiento" contra la dictadura de Nicaragua

Gustavo Téfel, secretario de la organización Iniciativa por el Cambio, reveló a Portavoz Ciudadano, señaló que se están reuniendo con congresistas y senadores para lograr que el proceso electoral no se reconozca por estar montando sobre un esquema de fraude.

“Elecciones no pueden haber en Nicaragua… los nicaragüenses en el exilio y diáspora estamos luchando, estamos todo el lobby posible aquí en la Florida, estamos haciendo lobby con el senador (Marco) Rubio, con la congresista María Elvira Salazar y con el congresista Mario Díaz-Balart”, reveló Téfel a este medio.

Gustavo Téfel, miembro de Iniciativa por el Cambio en Estados Unidos

Tres peticiones

En las reuniones, la primera petición  que están llevando es que “las elecciones próximas, el fraude electoral que ya está montado, que sea deslegitimado, porque no pueden haber elecciones, donde solo el dictador esté corriendo y donde solo el dictador tenga todo el control del proceso electoral. Esto está a la vista de la comunidad internacional”, dijo Téfel.

Una segunda petición de la diáspora es que Estados Unidos declare como organización terrorista al Frente Sandinista de Liberación Nacional, “por todos los crímenes que ha cometido desde 1979. No solamente los crímenes de 2018, que son muy significativos, pero esta (es una) banda de criminales, de narcotraficantes, terroristas, eso es lo que han hecho, aterrorizar al pueblo, matarlo, secuestrarlo desde 1979”.

Sanciones para el Ejercito y los empresarios

Por otro lado, Tefel también confirmó que se ha venido cabildeando para que se apliquen mas sanciones contra aquellos que de acuerdo al miembro de Iniciativa por el Cambio han colaborado con la dictadura Ortega-Murillo en Nicaragua.

“Estamos pidiendo sanciones para los 2 principales pilares que sostienen al régimen criminal de Ortega y Murillo, los cuales son sus cómplices principales en los trances ilegales como son el Ejército Sandinista y los grandes empresarios que alimentan financieramente al cártel ORMU”, aseguró Téfel.

SEGUIR LEYENDO: Departamento de Estado: EEUU mantiene posición frente a Ejército de Nicaragua que apoya represión

Crear gobierno de transición

Después de desconocer las elecciones del 7 de noviembre, los nicaragüenses que han huido de Nicaragua y se han agrupado para cabildear están pidiendo que la Organización de Estados Americanos apliquen la Carta Democrática, un proceso que se podría lograr una vez que la comunidad internacional no reconozca las elecciones.

La esperanza, según Téfel, es que se consigan los dos o tres votos que hacían faltan en meses pasados para sancionar a Ortega en la OEA, que implicaría suspender la participación del país en ese órgano regional. En paralelo a ese proceso, la diáspora aspira a que se cree una coalición a nivel internacional de países para que se aplique el Derecho a Proteger, que implicaría sacar a Ortega por la fuerza, “si es necesario, ese es el camino por cual estamos llevando esto”.

Los planes de la diáspora coincide con una carta que recientemente enviaron 15 senadores de Estados Unidos al Gobierno de Joe Biden para que aumente la presión contra Ortega, se sancione las inversiones del Ejército y se aplique con mayor firmeza la Nica Act, dada las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua y las irregularidades en el proceso electoral.

“Por el momento estamos presionando a la OEA para que tome ese rumbo, que ya le han dado demasiadas oportunidades a este grupo delincuencial, que tiene tomado Nicaragua”, dijo.

Téfel dijo que la diáspora se siente defraudada por la comunidad internacional, “porque no ha hecho lo suficiente, han apoyado a los grupos equivocados y no han logrado absolutamente nada estos grupos  con la ayuda financiera que la comunidad internacional les ha dado”.

Comunidad internacional puede hacer más

“Creemos que la comunidad internacional pudiese haber hecho mucho más en este tiempo y creemos que es momento que ellos corrijan, porque lo que nosotros estamos proponiendo es la elección representativa o lo más representativa posible para elegir a un gobierno de transición por el momento en el exilio”, afirmó.

La idea de este grupo de opositores es que el consejo de transición se forme en el exterior, para evitar que la dictadura aprese y torture a sus miembros. Esta organización se formaría una vez que se deslegitimice el proceso electoral de noviembre y se utilizarían los canales digitales para alcanzar a la mayoría de los nicaragüenses tanto fuera como dentro del país. Para llevar acabo ese proceso se requeriría ayudar económica y de logística de la comunidad internacional.

LEER MÁS: Gestionan en la OEA una resolución que declare ilegítimas las elecciones del 7 de noviembre y se pida la salida a Ortega

Téfel instó a la oposición a que se unan y hagan un bloque común contra la dictadura. No descarta que se hagan asambleas en los principales lugares donde está concentrada la diáspora en Costa Rica y Miami, así como también Europa, especialmente España.

“Nuestro llamado es a unificar criterios, a poner una sola voz y a nombrar representantes en cada sector geográfico para que por medio de ellos se transmitan los mensajes para poder tener una sola voz ante la comunidad internacional, porque la comunidad internacional no puede (actuar) si le llegan cincuenta mensajes diferentes… necesitamos tener una sola voz para poder tener más fuerza para poder derrotar a este régimen criminal, que nos tiene presos, con el covid al máximo en Nicaragua”, dijo.

Se estima que más 70,000 nicaragüenses han salido al exterior debido a la represión del régimen de Daniel Ortega, que es señalado por organismos de derechos humanos internacionales y nacionales de crímenes de lesa humanidad, por el asesinato a sangre fría de más de 328 nicaragüenses desde abril del 2018.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ