Noticias NicaraguaPolíticaCondena de Colombia contra la dictadura "cayó como balde de agua fría en el Carmen" afirma exembajador Mcfields

Condena de Colombia contra la dictadura "cayó como balde de agua fría en el Carmen" afirma exembajador Mcfields

El exembajador de Nicaragua ante la OEA, Arturo McFields valora que las declaraciones del Canciller colombiano Álvaro Leyva fueron “un terremoto” en el carmen, al punto que los dictadores no han podido reaccionar
arturo mcfields, exembajador de nicaragua ante oea
Arturo McFields.
100% Noticias

Las declaraciones del canciller Colombiano Álvaro Leyva, este viernes, en las que tilda a Daniel Ortega como un "violador de derechos humanos por excelencia" y llamó al resto de países del continente a unirse para condenar a la dictadura de Nicaragua y abogar por la liberación de los presos políticos, habrían caído como "balde  agua fría" en El Carmen, y tomaron por sorpresa a los dictadores, a tal punto que aún no logran reaccionar con sus "furibundas" declaraciones como ha acostumbrado, según valoró el exembajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos, Arturo McFields.

El exdiplomático nicaragüense opinó, en el programa SuperChat de 100% Noticias de este viernes, que con las declaraciones del jefe de la diplomacia colombiana "se rompió la luna de miel"  que tenía el gobierno del izquierdista Gustavo Petro con el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, y ya no habrán más "amores ni tratos condescendientes de Colombia para con la dictadura".

Además, según McFields, la reacción de Colombia, luego de haberse ausentado de la sesión de la OEA del 12 de agosto, no es una reacción cualquiera pues representa una "ruptura directa y fuerte" tomando en cuenta los calificativos que usó el canciller colombiano para referirse a Ortega al llamarlo "violador de los derechos humanos por excelencia" y recalcó que no lo es desde ahora sino desde los años 80, cuando Ortega estuvo en el poder por primera vez. 

Lea Además: Arturo McFields insta a Petro enviar carta a OEA para sumar voto de Colombia a resolución de condena a Ortega

"Hay que recordar que hace casi un mes, desde la resolución de la OEA del 12 de agosto, en la que se ausentó Colombia, había silencio", dijo McFields al tiempo que se interrogó ¿por qué tardaron tanto para llamar a Ortega por su nombre (dictador)? Eso quedó dilucidado este viernes cuando el jefe de la diplomacia colombiana aclaró que estaban intentando "gestiones humanitarias" mediante la cual trataban de conseguir la liberación de al menos 21 presos políticos encarcelados por el régimen de Nicaragua.

Pero además, el canciller del Gobierno de Petro fue más allá y pidió al resto de países de la región a unirse para para que se vea a Ortega como lo que es: "un dictador" y que juntos, los estados del continente condenen a la dictadura nicaragüense y aboguen por la liberación de los reos de conciencia.

El exrepresentante de Nicaragua ante la OEA valoró que el silencio de Colombia pudo interpretarse como "encubridor" sin embargo, todo indica que no fue así, sino que estaba en marcha la "gestión humanitaria", pero al fracasar ese intento, Colombia adelanta que se convertirá en "la voz cantante" para buscar la condena contra la dictadura de Nicaragua, incluyendo Ginebra con 53 países más para pronunciarse contra la dictadura, por la libertad de los presos políticos y contra la "persecución cobarde" contra sacerdotes que no tienen ni abogados par defenderse.

Para McFields, las declaraciones del canciller colombiano tomaron por sorpresa a la dictadura porque los más seguro es que esperaban una reacción pero no "tan fuerte".

"fue como un terremoto en el Carmen y todavía no se reponen del golpe", analiza el exdiplomático, para quién la dictadura muy probablemente está analizando la respuesta que darán a Colombia, sobre todo en momentos que el nuevo embajador colombiano León Freddy Muñoz aún no ha presentado credenciales y eso podría estar "en la cuerda floja". "Posiblemente la dictadura le aplicará al nuevo embajador (de Colombia) la misma dosis que le aplicó al embajador nominado de EEUU, que le retiraron el beneplácito antes de ocupar su cargo", indicó.

Aseguró que un aspecto que podría tener más aturdida a la dictadura es el hecho que haya sido un personaje de alto nivel quien dio esas declaraciones, como el jefe de la diplomacia, para la dictadura "fue un terremoto", insistió McFields.

Arturo McFields, exembajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos, que había venido insistiendo que Colombia debía reflexionar luego de ausentarse a la sesión de la OEA del 12 de agosto.

No cree en un Petro defensor de los derechos humanos "en cualquier país"

Arturo McFields opinó que la afirmación del canciller colombiano de que el Gobierno de Gustavo Petro será un defensor de los derechos humanos en cualquier país no es creíble.

"El Canciller Leyva prometió defender los derechos humanos en cualquier país, eso no lo creo, porque esta en marcha un restablecimiento pleno de las relaciones con Venezuela, incluso van a reabrir las fronteras y han mostrado apoyo a Cuba. se están acostando en la misma cama con dictadores como Nicolás Maduro y con Cuba". criticó.

Agregó que, incluso, el Gobierno de Petro está invitando a Cuba como mediador de paz sin exigirle que libere a los más de mil presos políticos, incluyendo niños, que fueron apresados después de las protestas sociales del año pasado. Tomando en cuenta esa actitud, el exdiplomático nicaragüense considera que Colombia va a defender los derechos humanos "según sus conveniencias".

También se refirió a la posible negociación de la libertad para los presos políticos y afirmó que "negociar presos políticos como si fueran carne o fichas de ajedrez, no se vale". Criticó a la vez que, según información revelada por el Canciller Leyva, se trataba de conseguir la liberación de 21 presos de conciencia. "¿Por qué solo a 21? y "el resto qué? Ante esa preferencia, McFields cree que probablemente el Gobierno de Colombia estaba tratando de conseguir "algún rédito político y ganar cierto liderazgo regional".

Recordó que que el presidente colombiano lo primero que hizo tras su asunción al poder en su país, fue acercarse a Venezuela, Cuba y Nicaragua, "las tres dictaduras del continente", y en el caso de Venezuela, no solo se trata de apoyo político sino material. "Petro va a oxigenar a la dictadura de Venezuela", advirtió.

Recuerde Leer: Representante de Colombia en OEA responde a críticas por ausencia en sesión de condena a dictadura de Nicaragua

Al finalizar la entrevista, el ex funcionario del régimen Ortega Murillo insistió en que, ante las duras declaraciones del canciller colombiano contra la dictadura "la reacción del Carmen está por salir a luz" y cree que podría ser negándole el beneplácito al nuevo embajador y considera que si hasta ahora Ortega y Murillo se han contenido en verter sus “furibundas cartas de protesta" se debe a la relación de Petro con el dictador venezolano Nicolás Maduro.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ